La batalla de las compañías: la productora de Parásitos dispara bolsa en Corea del Sur y Netflix recibe dura derrota

Espectáculos

Las acciones de Barunson E & A subieron en un 20 por ciento debido al triunfo del filme mientras que la plataforma de streaming sólo ganó el ocho por ciento de sus nominaciones.

Sin dudas, Parásitos fue la vedette en la gran noche de los Oscar. No sólo por alzarse con el galardón a mejor película sino porque además rompió una racha que, hasta ahora, no había podido quebrar ninguna película de habla no inglesa. Pero hay más. El filme de Bong Joon-ho, que se quedó con cuatro de sus seis nominaciones, ubicó a la productora NEON al tope entre las compañías más ganadoras.

Tanto impacto generó la victoria de la película surcoreana que las acciones de Barunson E&A (el grupo que contiene a la productora) se dispararon hoy en casi un 20 por ciento. Por la diferencia horaria, y al cierre de los mercados, la firma ya había cosechado una fuerte suba del 29 por ciento cuando se dio a conocer su victoria como mejor filme internacional.

La compañía fue fundada hace 24 años y opera principalmente en el área de juegos y cine. No se trata de su primera participación en los Oscar. Con NEON también había logrado en 2019 un galardón a mejor actriz de reparto (Allison Janney) por Yo, Tonya. Con 142 millones de dólares de valor bursátil, el grupo empresario suma una revalorización de 44 por ciento en este año y del 77 por ciento en los últimos doce meses.

Pese al gran porcentaje alcanzado por su único filme en competencia (66%), NEON no ocupó en soledad la cima de las compañías más ganadoras. Tanto Sony como Disney también obtuvieron cuatro premios Oscar. La primera sobre un total de 20 nominaciones (20 por ciento); mientras que los estudios de Mickey Mouse bajaron el porcentaje al 17 por ciento por las 23 aspiraciones con las que contaba.

Sony cumplió su cometido gracias al aporte de Érase una vez en…Hollywood, que se llevó dos galardones. Por su parte, Disney sumó con los dos Oscar de Ford vs. Ferrari (Searchlight) y los individuales de Jojo Rabbit (Fox) y Toy Story 4 (Pixar). Con tres premios quedó el estudio Universal, todos por 1917, quien pasó de gran favorita a ser merecedora de gran parte de los llamados galardones técnicos.

Pero sin dudas, la gran derrotada fue Netflix. La reina del streaming llegó a estos premios con el antecedente de ser la compañía con más nominaciones (24) y un crecimiento (en 2019 había logrado 15) que hacía suponer que podía quedarse con la competencia interna. Pero no. El irlandés, la brillante película de Martin Scorsese, no ganó en ninguna de las nueve ternas (tuvo diez nominaciones, Joe Pesci y Al Pacino perdieron ante Brad Pitt en la categoría de mejor actor de reparto) e Historia de matrimonio sólo pudo triunfar en una de seis (Laura Dern por mejor actriz de reparto). El otro logro fue alcanzado por American Factory, como mejor documental.

De esta manera, Netflix sólo consiguió el 8 por ciento de sus aspiraciones y, al igual que el año pasado, cuando todos creían que Roma podía hacer historia, sucumbió ante los gigantes históricos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario