Disminuye interés por el teatro en streaming

Espectáculos

El teatro espera con exceso de optimismo que le aprueben el pasaporte cultural que permitiría a público, artistas y técnicos circular y hacer funciones teatrales. Algo que hoy suena poco probable. En tanto, varios ofrecen obras vía streaming aunque reconocen que ha caído el público virtual en relación al año pasado. Diferente es el mercado de las paltaformas como Netflix, que también registró caída pero no por hartazgo o falta de novedad sino por la cruda competencia de nuevas variantes cada semana.

Ariel Stolier del Paseo La Plaza admitió que de las 9 obras que ofrecen online sólo dos son exitosas, ¨Las chicas de la culpa¨, con 700 espectadores semanales, y el stand up de Fernando Sanjiao, con 350, que pagan entre 800 y 1200 pesos por una hora y media de función virtual, grabada o en vivo en el caso de “Las chicas de la culpa”. También se presentan ¨Lo escucho¨ y ¨Por H o por B¨. “El año pasado el streaming teatral era la novedad, atrajo público que inclusive no iba al teatro, al del interior y además no había competencia de aire libre y gastronomía”, agregó Stolier. “Ahora eso no ocurre, la gente se cansó de las idas y vueltas, de abrir y cerrar. Además el año pasado era gratuito o con donación, con lo que hubo millones de espectadores. Ahora no¨. La caída del streaming teatral se registra también en el Cervantes, que en cada una de sus obras cuenta con alrededor de 3 a 4 mil visualizaciones totales, en tanto el Complejo Teatral de Buenos Aires también cayó, amén del cambio de la plataforma ¨Cultura en Casa¨ a la de ¨Vivamos cultura¨.

Mirtha Romay de Teatrix dijo a este diario: ¨El streaming que vivimos el año pasado fue de coyuntura. Nos encerramos todos pensando que serían 20 días, contentos porque íbamos a ver todo el teatro que no vimos y pintar la casa. El estado de la sociedad en ese momento era unificado, intentando sortear un problema común. Actores y público se metieron en redes o plataformas a jugar. Teatrix, a principios de la pandemia multiplicó por diez las visualizaciones y por cinco la base de suscriptores. Cuando terminó esa coyuntura en noviembre empezamos a perder suscriptores por goteo y hoy estamos en una multiplicación por 3 en relación al comienzo de la pandemia. Pero compensamos la pérdida en la Argentina con suscriptores y contratos con México, Bolivia, Paraguay, España y conversaciones con Colombia. De Chile nos compraron contenidos.

Dejá tu comentario