3 de junio 2024 - 16:18

Empieza imperdible ciclo gratuito de cine japonés online

Este miércoles se inicia, en conjunto con otros 26 países y con los auspicios de la Japan Foundation y la Embajada de ese país, una muestra de títulos clásicos y modernos

Una escena de “Father of the Milky Way Railroad”, de Izuru Narushima, que se verá en el ciclo.

Una escena de “Father of the Milky Way Railroad”, de Izuru Narushima, que se verá en el ciclo.

Buena noticia para quienes aman ver cine japonés sin moverse del sofá: este miércoles comienza, aquí y en otros 26 países, el 3° Japanese Film Festival Online. Hay títulos para todos los gustos, desde el ya clásico, tierno e inocente “Kimba, el león blanco”, de Osama Tezuka, en versión original de 1966, hasta una comedia de acción bien loca, “Baby Assassins”, de Yugo Sakamoto (jovencitas torpes pero con gran habilidad para matar gente), tan exitosa que ya tiene dos secuelas. Entre medio, “Single 8”, risueña evocación de unos chicos tan fascinados por el estreno de “Star Wars” que decidieron hacer su propia versión con una camarita familiar.

Por comodidad, los títulos se anuncian en inglés. Abundan las comedias a propósito de negocios de gastronomía, animé, planificación de bodas o recuperación de un feudo medieval (“We’re Broke my Lord”). También abundan las historias de relaciones sentimentales, románticas (“We made a Beautiful Bouquet”), poco convencionales (por ejemplo “I am what I am”), de maestro y discípulo, de madre e hijo autista (“The Lone Ume Tree”, de Kotaro Wajima) y de padre e hijo, como el melodrama “Father of the Milky Way Railroad”, de Izuru Narushima, sobre la familia del poeta budista Kenji Miyazawa, autor de libros infantiles que se apreciaron mejor recién después de su muerte.

Más despojados, “The Zen Diary”, de Yuji Nakae, con Kenji Sawada, reflexiva historia de un viudo que vive apartado y solo come lo que él cultiva o recoge del bosque, y el documental “I go gaga: Welcome to Home, Mom”, de Nobutomo Naoko, que registra con afecto y dolor la decrepitud de sus propios padres.

Recuadro, para una joya dulce y melancólica, considerada entre las mejores películas de la historia del cine japonés: “24 ojos”, de Keisuke Kinoshita, 1954, que empieza ambientada en 1928 y toma 20 años en la vida de una maestra rural y sus alumnos, que irán creciendo, y les tocará la guerra. Intérpretes, Hideko Takamine y Chishu Ryu, artistas que también trabajaron, varias veces, con los maestros Yasujiro Ozu y Akira Kurosawa.

Todo esto, incluyendo “My Broke Mariko”, drama de una joven ante el suicidio de su amiga, y cuatro cortos de terror, va desde el miércoles hasta el martes 18, a través de https://jff.jpf.go.jp/watch/jffonline2024/argentina. Y desde el 19 al 2 de julio, un par de series inéditas, siempre gratis. Pequeño detalle: las películas “School Meals Time Graduation”, “Jungle Emperor Leo”, es decir, “Kimba el león blanco”, “The lines that define me”, Wedding high” y “The Zen diary” tendrán la opción de subtítulos en japonés para los estudiantes y amantes de este idioma. Organizan, Japan Foundation y la Embajada de Japón.

Dejá tu comentario

Te puede interesar