Engáñelos, que les gusta

Espectáculos

Mezcla de «Escenas de la vida conyugal» con «El magnífico cornudo», «Adulterio» es una de esas películas en las que los norteamericanos juegan por un rato a ser Ingmar Bergman. Al igual que en «Closer», ahora parece que se goza siendo engañado. La misma tesis sostiene esta película, que poco tiene que ver con aquella divertida «Bob & Carol & Ted & Alice» de los años 60, erróneamente considerada como el antecedente de los films sobre «swingers».

Aquí los matrimonios son Jack & Terry & Hank & Edith, en donde Jack (Mark Ruffalo) se acuesta con Edith (Naomi Watts) sin que lo sepa Terry (Laura Dern), mientras Hank (Peter Krause) le tiene ganas a Terry, que parece molesta por esos deseos. Sin embargo, a Jack no lo incomoda en absoluto esa idea, y así se lo hace saber a Terry: le encantaría que ella le contara todos los detalles si se produjera el encuentro con Hank, mientras él continúa refocilándose con Edith con la presunción de que Hank lo sabe, lo sospecha o lo promueve.

Simplificando: la película sería mucho más transparente, y breve, si los caballeros, Jack y Hank, a quienes les encanta ir a correr juntos, fueran un poco más sinceros y también se acostaran juntos de una buena vez, dejando así en paz a sus respectivas mujeres con tantos rodeos sobre el deseo triangular indirecto, diferido o transpuesto. Caramba, es gente grande.

M.Z.

Dejá tu comentario