25 de abril 2008 - 00:00

Exhiben grabados de la premiada Díaz Rinaldi

La muestra de Alicia Díaz Rinaldi en Galería Ro se suma a las de otrosgrandes exponentes del grabado: el italiano Mimmo Paladino y la tambiénargentina Olga Autunno, que exhibe el Recoleta.
La muestra de Alicia Díaz Rinaldi en Galería Ro se suma a las de otros grandes exponentes del grabado: el italiano Mimmo Paladino y la también argentina Olga Autunno, que exhibe el Recoleta.
A las importantes muestras de grabado en exhibición actualmente (del italiano Mimmo Paladino y la argentina Olga Autunno) en el Centro Cultural Recoleta y ya comentadas en esta columna, se suma la que Alicia Díaz Rinaldi, nombre insoslayable de esta disciplina en nuestro medio, expone en Galería Ro (Paraná 1158).

La artista nacida en Buenos Aires ha dado suficientes muestras de su capacidad investigadora, ha experimentado todas las técnicas y recibido las más importantes distinciones en el ámbito nacional e internacional, y en 1992 fue nombrada por la Fundación Konex como una de las cinco figuras más destacadas del grabado de la década. Su obra gráfica siempre presenta innovaciones, pero en esta ocasión ha abandonado cierto barroquismo e inclusión de fragmentos arquitecturales en alusión al pasado grecorromano o las combinaciones de fotografía y grabado, experimentaciones a las que no podía estar ajena.

Lo que presenta es la serie «Dos en Uno», punta seca y stencil, punta seca y acrílico, que aparece más despojada, expresando a través de lo formal una vuelta a la esencia del grabado. En lugar de la plancha de metal como matriz, ha empleado planchas acrílicas que hiere con punta seca y que diversas sustancias las ablandan a fin de obtener distintos y sutiles resultados. Imágenes geométricas fragmentadas, huellas de incisiones realizadas al azar, pequeñas manchas que «viajan» por la superficie y se disuelven, el blanco del papel, un vacío en el que estos elementos están insertos, la utilización provocativa de la pintura en campos de color le permiten resolver problemas expresivos que conforman el estado de su obra presente.

Clausura el 13 de mayo y, posteriormente, será exhibida en el Museo López Claro (Azul) y en el Museo Provincial de Bellas Artes «Dr. Juan R. Vidal» (Corrientes).

  • Prajs y Fasoli

    En 2007, Vanina Prajs (Buenos Aires, 1973), ganó el Primer Premio Pintura UADE y el Primer Premio Pintura Banco Provincia, además de una Mención en el Tercer Salón Nacional de Artes Visuales de Cipolletti. Estas importantes recompensas y otras anteriores revelan una obra que va ganando visibilidad en nuestro amplio panorama artístico.

    Hace un tiempo que seguimos su trayectoria y reconocemos en su obras una visión no convencional que oscila entre la abstracción y la figuración en temas muy nuestros como «Bares de Baires» (2005), elementos rebatidos, una imagen que evita lo lineal, superposiciones en un aparente desorden compositivo.

    En «Arvores», la serie que presenta en Galería Isidro Miranda (Estados Unidos 726), el árbol es la imagen dominante; sin follaje, sus ramas cortadas de cuajo en trazos negros, potentes, que se elevan implorantes. Pero Prajs no utiliza esta imagen de manera contestataria, sí con ironía.

    Cada tanto incluye el color al que no le tiene miedo en la manera como lo emplea, para darnos una suerte de patchwork que interrumpe al ominoso negro. Prajs pinta con osadía, arriesga, actitud hoy poco común.

    En la misma galería expone María Marta Fasoli (Mar del Plata) que se destaca por la calidad y minuciosidad de una pintura de trazos diminutos que se van tejiendo, entrelazando, generando un continuum que puede ser infinito.

    Excelentes las fotografías, algunas intervenidas con grabado y otras técnicas que enfocan manos, elemento de simbolismo muy extenso, y que aquí están como gesto de unión y contención.

    Ambas muestras clausuran el 30 de abril.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar