Hollywood podría paralizarse por una huelga sin precedentes

Espectáculos

La salida de la pandemia requirió una nueva fuerza laboral que, según el sindicato IATSE, es explotada en salarios, falta de descanso y seguridad.

En Hollywood hay algo más poderoso que la pandemia para paralizar toda actividad, y es una huelga general que protesta por las condiciones de trabajo que dejó la pandemia. Un año después de que el coronavirus cerrara la industria del entretenimiento en todo el mundo, los estudios están produciendo contenidos a un ritmo vertiginoso. Hay una gran demanda de trabajadores y a algunas producciones de cine y series les resulta difícil encontrar suficientes ayudantes y decoradores para mantener el ritmo. Sin embargo, todo corre en estos días el riesgo de quedar virtualmente paralizado si los estudios y un sindicato que representa a unos 150.000 trabajadores no llegan a un acuerdo y se inicia una huelga general. La medida de fuerza podría causar pérdidas millonarias para la industria, ya golpeada por el cierre al que obligó la pandemia.

La Asociación Internacional de Empleados de Sets de Filmación (IATSE, por sus siglas en inglés) informó que sus miembros votaron abrumadoramente para autorizar la huelga. En los EE.UU. toda medida de fuerza dispuesta por un sindicato debe tener la aprobación de sus bases a través del voto, y en este caso hubo prácticamente unanimidad (98% de los votos) para iniciar una huelga de alcance nacional. “Los miembros han hablado alto y claro”, dijo Matthew Loeb, presidente de IATSE, en un comunicado. “Esta votación trata sobre la calidad de vida, así como la salud y seguridad de quienes trabajan en la industria del cine y la televisión. Nuestra gente tiene necesidades humanas básicas como tiempo para comer, dormir lo suficiente y un fin de semana libre”. Loeb subrayó además que “aquellos que están en la parte inferior de la escala salarial merecen un salario digno”.

La votación permitirá que IATSE inicie una huelga si no puede avanzar en las negociaciones del contrato con la Asociación de Productores de Cine y Televisión (AMPTP, por sus siglas en inglés), que representa a las principales productoras de cine y televisión.

Es la primera vez en los 128 años de historia del sindicato que sus miembros han autorizado una huelga nacional, lo que podría detener la industria, retrasando la producción y las fechas de estreno. “Espero que los estudios vean y comprendan la determinación de nuestros miembros...”, dijo Loeb. “La pelota está en su cancha. Si quieren evitar una huelga, volverán a la mesa de negociaciones y nos harán una oferta razonable”. La AMPTP aseguró en un comunicado que está comprometida a evitar la huelga y llegar a un acuerdo sobre los contratos que mantendrán la industria en marcha. “Valoramos profundamente a los miembros de IATSE y estamos comprometidos a trabajar con ellos para evitar el cierre de la industria en un momento tan crucial, particularmente aún se está recuperando de las consecuencias económicas de la pandemia de covid-19”, agregó.

El contrato de IATSE con AMPTP entró en vigor en 2018 y estaba programado para finalizar el 31 de julio, aunque se extendió hasta el 10 de septiembre. Tras la histórica votación para autorizar la primera huelga de la IATSE, los miembros de varios gremios de la base dijeron estar impresionados por la respuesta casi unánime de sus compañeros de la industria del entretenimiento.

Los sindicatos llevaban negociando desde mayo un nuevo contrato y trataban de resolver problemas de larga data, como las horas de trabajo en el set, las escalas salariales y los salarios residuales, y la estabilidad de los fondos de pensiones y de salud. Los trabajadores quieren que se mejoren los tiempos de comida y descanso, que se alarguen los períodos de producción y que se mejoren las tarifas de los proyectos vinculados al streaming. La diseñadora de vestuario Mandi Line dijo en una entrevista con Variety: “Debajo de la felicidad por la decisión de luchar hay miedo, tengo que ser sincera. Estuve cerca durante la huelga de guionistas y vi a gente perder sus casas. También sé que no hay indemnizaciones, ni ampliación de beneficios, y eso da miedo”.

La congresista Alexandria Ocasio-Cortez apoyó la mejora de las condiciones de trabajo y la votación de la huelga. Escribió en Twitter: “Apoyo total y solidaridad a los trabajadores de IATSE en su voto para autorizar una huelga. Un 90% de participación con un 98% de votos a favor es un logro increíble. Es exactamente el tipo de movimiento de masas que necesitamos ahora mismo. Que su ejemplo inspire a otros. Sigan siendo fuertes, estamos con ustedes”.

Temas

Dejá tu comentario