Italia buscará uno de los grandes misterios del arte: "El Leonardo perdido"

Espectáculos

Uno de los más grandes misterios del mundo del arte podría estar por resolverse: ¿Pintó Leonardo Da Vinci una obra maestra que se perdió en el tiempo y aún sobrevive hoy?

El ministro de Cultura italiano dio su aprobación el miércoles para explorar detrás de una pared en la alcaldía de Florencia para comprobar si ésta esconde la "Batalla de Anghiari", una pintura de 500 años de antigüedad y algunas veces llamada "el Leonardo perdido".

En 1503, los líderes de Florencia le encargaron a Leonardo -el pintor de la Mona Lisa y la versión más famosa de La Ultima Cena- la creación de un fresco que celebrara una victoria militar.

Aunque sus bosquejos preliminares de guerreros montando a caballo sobreviven, no hay rastro del fresco en sí. Algunos historiadores creen que podría nunca haber sido terminado, otros afirman que fue destruido.

Pero una teoría sugiere que fue cubierto por las subsiguientes piezas de arte en el Palazzo Vecchio, la alcaldía, que está junto a la galería Uffizi que contiene algunas de las más preciadas obras de arte italianas.

"Hemos decidido dar el visto bueno a la exploración del Salone del Cinquecento para buscar la Batalla de Anghiari", dijo el ministro de Cultura Francesco Rutelli a reporteros tras una reunión con el alcalde de Florencia.

"Hemos tomado la decisión de averiguar, de una vez por todas, si hay una cavidad en la pared y si hay rastros del fresco original".

El alcalde Leonardo Domenici dijo que la exploración sería breve, pero no dio un cronograma específico.

  • Una convocatoria que lo enfrentó con otro genio: Miguel Angel

    En 1504 el regidor de la República de Florencia, Soderini, encargaba a Miguel Ángel y a Leonardo dos frescos para decorar la sala del Consejo del Palacio "Vecchio" de la capital toscana.
    Era un momento cumbre, estos genios casi no habían coincidido en el mismo lugar durante sus vidas y mucho menos habían compartido el mismo espacio de trabajo. Es más ambos se celaban y detestaban pese a no haberse tratado demasiado.

    En una de las paredes Buonarroti haría una representación de la "Batalla de Cascina", que nunca llegó a ejecutar por diversos motivos y de la que sólo se conservan dos cartones que servían de boceto. La pared de enfrente estaba designada para el otro genio renacentista que representaría otro momento glorioso de la historia de Firenze, "la Batalla de Anghiari".

    Los trabajos de Leonardo comenzaron dos años. Leonardo aplicó para la "Batalla" su peculiar técnica de trabajo al fresco, que tan pésimos resultados dio para la Ultima Cena. El deterioro inmediato de los pigmentos y el abandono del trabajo para ir a trabajar a la corte francesa tal vez motivaron a Leonardo a abandonar la obra. La pintura fue cubierta con un parapeto para protegerla, tras el abandono de Leonardo. Se esperaba que él u otro artista se decidieran un día a terminarla. Pero nadie se atrevió a concluir el diseño de Leonardo y en 1557 se remodeló el Salón. El resultado es que Vasari, biógrafo de Leonardo, tapó el fresco inacabado y lo sustituyó por otro propio con la misma Batalla. El tema fue elegido para destacar la independencia de Florencia, en lucha con sus vecinas Venecia y Mantua.
  • Dejá tu comentario