Katrin Himmler: confrontar la sombra del horror

Espectáculos

Berlín (Especial) - Hay un tema que nunca deja de estar presente en el Festival de Cine de Berlin (Berlinale), que terminó días atrás, y es el que tiene que ver con su historia en las décadas del 30 y 40 del siglo pasado. Se trata, obviamente, del nazismo, cuyo plato fuerte este año fue el documental "Der AnstTMndige". Su título en inglés ha sido "The Decent Man", una correcta traducción siendo el personaje al que alude nada menos que Heinrich Himmler. Lo de "hombre decente" no es una ironía ya que el Reichsführer y lider de la SS y Gestapo creía serlo, y así lo afirmó en más de una oportunidad. En una carta escrita a su hija Gudrun, en 1941, Himmler terminaba textualmente con la siguiente afirmación: "En la vida, hija, hay que ser siempre decente y bueno. Tu Papá."

La película, una coproducción mayormente israelí con aportes de capitales alemanes y austríacos, está basada en material documental, fílmico y fotos, en parte inédito, al que se le han agregado textos de cartas que Himmler intercambió con su familia, principalmente con su esposa Marga. En el inicio se muestra una corta entrevista a Marga, en que la esposa afirma que ignoraba todo sobre los campos de exterminio.

El film se presentó oficialmente en el Kino International, una típica sala de Berlín del Este. Además de la realizadora Vanessa Lapa (con vasta trayectoria en la televisión israelí, quien comentó que el proyecto era en parte un homenaje a su propia familia que murió en Auschwitz), en la proyección estuvo presente --invitada por Lapa--, la sobrina nieta del asesino nazi, Katrin Himmler, autora del libro "Los hermanos Himmler", donde ella investigó y concluyó que su abuelo, Ernst Himmler, hermano de Heinrich también había abrazado furiosamente la ideología nazi. Katrin Himmler estuvo trabajando durante varios años con Michael Wildt, director de la cátedra de "Historia Alemana del Siglo 20" en la Universidad Humboldt en Berlin, y ambos acaban de publicar el libro "Himmler privat Briefe eines Massenmörders" (El Himmler privado. Cartas de un asesino de masas), de alrededor de 400 páginas.

Katrin tiene 47 años y no conoció a su tío abuelo. Se siente muy satisfecha con haber contribuido a través de sus libros, conferencias (llegó a vivir en Israel) y otras actividades a denunciar el pasado criminal de muchos de sus compatriotas. Al término de la proyección dialogamos con ella:

Periodista: ¿Durante su infancia ya sabía de la existencia de su antepasado nazi, su tío abuelo Heinrich?

Katrin Himmler:
Sí. Mi padre siempre hablaba abiertamente con mis hermanos y conmigo sobre ese tema. No era ningún secreto.

P.:¿Qué relaciones tuvieron sus padres con su abuelo nazi y qué es lo que ellos le transmitieron sobre él?

K.H.:
Mis padres, al igual que la mayoría de mis otros parientes, discutieron mucho sobre Heinrich Himmler y sus crímenes. Siempre supimos que estábamos emparentados con estos asesinos en masa. Mis padres nos educaron totalmente hacia la tolerancia y el pensamiento crítico y nos inculcaron a ayudar a los débiles y los refugiados políticos.

P.: ¿Sintió rechazo alguna vez por parte de sus amigos y compañeros de estudio a causa de su apellido y vínculo familiar?

K.H.:
No, nunca fue un problema. Ellos nunca establecieron relación alguna entre mí y Heinrich Himmler.

P.: ¿Qué sensación le produjo haber escrito varias obras sobre un pariente directo como Heinrich Himmler?

K.H.: Mi primer libro "Los hermanos Himmler" fue una confrontación personal para dirimir esta historia familiar. Mi formación como científica me condujo a investigar fuertemente el tema, pero al mismo tiempo me ayudó a comprender mejor mi propia biografía. En cambio en el libro "Himmler Privat", que publicamos últimamente con el historiador Michael Wildt, pude sobre todo trabajar como investigadora. Yo trabajo sin embargo como autora no sólo sobre el tema del Nacionalsocialismo, sino que justamente junto a una coautora estamos ahora publicando una biografía sobre el neurobiólogo e investigador de cerebro germanoargentino Christofredo Jakob.

P.: ¿Cómo nació la idea de investigar la ideología de su abuelo Ernst y escribir el libro "Die Brüder Himmler?

K.H.: Comencé a investigar cuando mi padre, hace muchos años, me pidió que averiguara sobre la existencia de unos expedientes, documentación del Archivo Federal (Bundesarchiv,) sobre su padre Ernst. Para mi padre el asunto quedaba de esta manera resuelto pero, para mí, la búsqueda recién comenzaba. Me permitió comprobar que Ernst también pertenecía a las SS.

P.: ¿Cómo ha superado su generación y en especial los descendientes directos de nazis, como en su caso, el pasado que les dejó el Tercer Reich?

K.H.:
De manera muy variada. La segunda generación, hijos de los victimarios, o bien rompió contacto con sus padres o de lo contrario permaneció leal y sin critica alguna hacia ellos. Muchos de la tercera generación, la mía, creen que sus abuelos no eran nazis o incluso que escondieron a judíos. Esta es una consecuencia fatal del silencio familiar durante muchas décadas. Por otro lado, cada vez hay más gente de la tercera generación que empieza a hacer preguntas a sus familiares y que investiga y publica libros rastreando sobre el tema. Estos libros se han convertido en bestsellers en los últimos años.

P.: ¿Qué impresión tiene del trabajo de los alemanes, sobre todo los de la segunda y tercera generación, para que se conserve la memoria y no se olvide el pasado?

K.H.
: Muchos encuentran ejemplar esta confrontación con el pasado. En comparación con muchos otros países es sin duda de lo más avanzada. Pero nuestros actos públicos por la Memoria son muy a menudo sólo rituales estáticos ya que muy ocasionalmente son nombrados los autores, coautores, simpatizantes y los que sacaron provecho. Además existe una gran discrepancia entre el conocimiento público del nacionalsocialismo y el exiguo conocimiento sobre lo que en esa época hicieron y pensaron nuestros abuelos. El hecho de que la propia familia estuviera vinculada, de alguna manera, con esta historia le ha sido revelado a muchos alemanes recién hace poco tiempo.

P.: Sobre este "trabajo", ¿cuánto es resultado de la culpa (Schuld) y cuánto de la responsabilidad (Verantwortung) de las nuevas generaciones?

K.H.:
Las generaciones siguientes no cargan culpa alguna sobre los crímenes de otrora. Esto sólo lo hacen los autores mismos. Pero los descendientes de estos al igual que los jóvenes alemanes, como ciudadanos de un Estado con esta historia, cargan una particular responsabilidad sobre cómo convivir con esta herencia. Por ello cada uno debe encontrar para si mismo el camino correcto.

P.: ¿Cómo fue la presentación del libro "Himmler Privat" en Topographie des Terrors (Espacio en Berlín donde se recuerda el Holocausto) y cuál es la posibilidad de que sus libros sean también publicados en español?

K.H.:
La presentación del libro en Topographie des Terrors fue muy concurrida y el público formuló muchas preguntas interesantes. Mi libro "Los hermanos Himmler, biografía de una familia alemana" fue publicado en castellano en 2011 (Libros del Silencio, Barcelona) y en ese momento mencionado en varios diarios de habla hispana. "Himmler Privat" será próximamente (junto a muchos otros idiomas extranjeros) traducido al español.

Dejá tu comentario