Llevarán otro musical al cine: "Sunset Boulevard"

Espectáculos

Los Angeles (EFE y Especial) - Glenn Close y Ewan McGregor protagonizarán la versión cinematográfica del musical «Sunset Boulevard», del prolífico Andrew Lloyd Webber («Evita», «Cats»), que ocupó la cartelera de Broadway y el West End a mediados de la década del 90. Close, de 58 años, ganó un premio Tony por su papel de Norma Desmond en la producción neoyorquina de este musical, y ahora lo repetirá en el cine.

La obra, con textos de Don Black y Christopher Hampton, está inspirada en el famoso film de 1950 de Billy Wilder (que en la Argentina se llamó «El ocaso de una vida»), sobre la tormentosa relación entre el joven y ambicioso guionista Joe Gillis, interpretado por William Holden, y la olvidada diva del cine mundo Desmond, que encarnó antológicamente Gloria Swanson.

El film no sólo es uno de los títulos más importantes de la historia de Hollywood, sino que además consagró varias citas famosas, como: «Yo sigo siendo grande, son las películas las que se han vuelto pequeñas», o «Ya estoy lista para el primer plano, señor DeMille».

Según el diario «Telegraph» de Londres, la elección de Glenn Close representó un duro golpe para Barbra Streisand, que supuestamente ambicionaba el mismo papel y habría tenido conversaciones previas con Lloyd Webber. «Los amigos de Streisand nos dieron a entender que le gustaría hacer ese papel, pero Glenn es la elegida», dijo al citado diario el coproductor de la película, Austin Shaw.

Según
Shaw, para el papel de Gillis había dos candidatos: Ewan McGregor y Hugh Jackman; este último, que triunfó en Londres en el musical «Oklahoma!» está considerado como mejor cantante que McGregor. Ewan McGregor, que llena actualmente todos los días el teatro londinense donde se da el musical «Guys & Dolls», tiene, a juicio de los productores, más atractivo para el público.

El musical
«Sunset Boulevard» se estrenó en Londres en julio de 1993, con Patti LuPone, también creadora del papel de Evita, en el protagónico. Glenn Close asumió eses papel desde la première norteamericana de Los Angeles, en diciembre de ese mismo año, y más tarde también lo encarnó en Nueva York.

Sin embargo, de acuerdo también con
Shaw, Close se mostraba renuente a volver a interpretar ese papel para el cine, y ni siquiera la aguijoneaba el hecho de saber de que Streisand lo pretendía.

Siempre según el productor,
Close cambió de idea después de encontrarse personalmente con Lord Lloyd-Webber en enero de este año, durante la entrega de los Globos de Oro.

«Sunset Boulevard»
será la cuarta adaptación de un musical de Lloyd Webber para el cine, después de «Jesucristo Superstar» (Norman Jewison, 1973), «Evita» (Alan Parker, 1996) y «El fantasma de la ópera» (Joel Schumacher, 2004). Su más reciente musical, «The Woman in White» («La mujer de blanco»), se está representado actualmente en el Palace Theatre de Londres.

La última participación de
Glenn Close en el cine fue el año pasado, en la remake de «The Stepford Wives» ( llamada en la Argentina «Las mujeres perfectas»), además de su habitual intervención en la miniserie televisiva «The Shield».

De acuerdo con fuentes de la productora de Lloyd Webber, «The Really Useful Group», la película, que se estrenará en la Navidad de 2006, tendrá un costo de alrededor de 50 millones de dólares, esto es, algo menos que los 60 millones invertidos en «El fantasma de la ópera», una película que no rindió ni en boletería ni con el público, además de haber sido olvidada por los premios Oscar, a diferencia de lo que había acontecido dos años atrás con el musical «Chicago», de Fred Ebb y Bob Fosse (y que costó 50 millones de dólares).

Lejos ya de la edad de oro del cine musical en Hollywood, éste es un género cuya imprevisibilidad requiere productores muy audaces. Se puede triunfar, como en
«Chicago», o -las más veces- fracasar rotundamente. En el caso de Lloyd Webber, sólo el primero de sus musicales para el cine, el citado «Jesucristo Superstar», tuvo, tal vez gracias a lo controversial del tema, buenos dividendos de taquilla.

Dejá tu comentario