Game of Thrones: a 10 años de la serie que marcó una época

Espectáculos

Un repaso y algunas curiosidades acerca del último "peso pesado" de la televisión. La serie esta cumpliendo el décimo aniversario de su primera emisión.

Este sábado 17 de abril se cumplen diez años de la emisión de “Winter is coming”, el primer episodio de “Game of Thrones”. El paso del tiempo ha ubicado a “Winter is coming…” como un meme cada vez que el invierno se acerca, o como una frase que se hizo remera. Lo que también todos sabemos es que ese es el lema de una familia de héroes malogrados cuyas tragedias y alegrías vivimos como propias a lo largo de ocho temporadas.

Fue una apuesta fuerte por parte de HBO confiar en D. B. Weiss y David Benioff, dos guionistas de cine que no poseían experiencia en el mundo de la televisión. Weiss y Benioff habían conseguido convencer a un reacio George R.R. Martin a ceder los derechos para adaptar en forma de serie su saga de novelas “Canción de Hielo y Fuego”. El material original lo tenía todo: fantasía épica e intrigas palaciegas, personajes de todo tipo y un universo comparable al creado por J. R. R. Tolkien para “El Señor de los Anillos” y todos los mitos y leyendas que transcurren en la Tierra Media… nada podía salir mal.

El Piloto que no fue

Luego de años de pre-producción finalmente se filmó el piloto y al parecer salió bastante mal. "Una de las experiencias más dolorosas de mi vida", expresó David Benioff en una entrevista al referirse sobre las reacciones y comentarios que recibió de aquellos con quienes habían compartido el fallido piloto. Nunca sabremos qué tan malo fue, lo que sabemos es que tuvieron que modifcarlo, y mucho.

Uno de los cambios más notables fue el de la actriz que interpretaría a Daenerys Targaryan. La primera opción fue Tamzin Merchant (The Tudors) sin embargo algo no convenció y el papel recayó finalmente en manos de Emilia Clarke. Al haber tantos personajes y cambios de locaciones, el montaje del episodio resultaba confuso para los pocos que pudieron verlo, se modificaron escenas, partes del guion y hasta hubo un director diferente. Solo un 10% de ese episodio original llegó a la pantalla de HBO aquel 17 de abril de 2011.

Sean Bean.jpg
Sean Bean como

Sean Bean como "Eddard Stark"

Un éxito mundial

La serie comenzó como una historia de fantasía épica que poco tenía de ella en sus primeras temporadas debido a que lo que predominaba era el conflicto humano. Personajes tan disímiles que abarcaban un amplio abanico de características y personalidades. Desde el ser más honorable hasta el más ruin de todos, sin embargo, había muchos grises, había espacio para los errores y las redenciones.

Conforme avanzaban las temporadas el éxito en audiencia aumentaba, así “Game of Thrones” se transformaba en la serie más vista y también la más descargada de manera ilegal. Jóvenes actores desconocidos como Kit Harington (Jon Snow), Sophie Turner (Sansa Stark), Maisie Williams (Arya Stark), Richard Madden (Rob Stark) y Alfie Allen (Theon Greyjoy) entre otros se convirtieron en estrellas. Los de más trayectoria como Peter Dinklage (Tyrion Lannister), Lena Headey (Cersei Lannister) o Iain Glen (Jorah Mormont), obtuvieron el reconocimiento que hasta ese momento no habían recibido.

El éxito trajo mayor presupuesto, año a año se fue superando. Las batallas que antes se insinuaban o no se mostraban, ahora se convertían en el plato fuerte. El relato crudo y preciso fue dando paso a una espectacularidad visual nunca antes vista en una producción para la televisión.

Kit Harington.png
Kit Harington como

Kit Harington como "Jon Snow"

El final y la polémica

Para cuando la serie comenzó se habían publicado cuatro novelas, de un total de siete (así lo tenía previsto el autor). Los guiones, más allá de algunas licencias, se sostenían en el extenso material original de Martin hasta que sucedió lo que parecía imposible: la serie alcanzaba a las novelas. Por primera vez una adaptación superaba al material de origen en cuanto a historia por contar.

Así fue que a partir de la sexta temporada ya no había material escrito del cual sostenerse para D. B. Weiss y David Benioff, solo algunos comentarios de George R.R. Martin como guía. Y es aquí donde surge la polémica ¿Qué fue lo que pasó? El trabajo de adaptar un material tan extenso, con tantos personajes e historias, no era fácil. Sin embargo, Weiss y Benioff venían cumpliendo de buena manera. Por lo que hoy se sabe HBO estaba dispuesto a extender los contratos y producir más temporadas, pero los creadores de la serie no cederían y la octava sería la ultima temporada.

Sin entrar en detalles sobre la trama, sólo queda decir que el final resultó un tanto apresurado. Largas y complejas historias tejidas a lo largo de la serie se cerraron de manera abrupta. “Game of Thrones” se había colocado en un pedestal demasiado alto, fue esta expectativa la que causó la decepción de los televidentes ante un final que tuvo sabor a poco.

Por supuesto que a pesar de ese final no hay que restar méritos: “Game of Thrones” es sin duda alguna una de las series más importante de la historia de la televisión. En un mundo en que el entretenimiento ya viraba hacia el streaming fue el último bastión de la resistencia. Fue la última gran serie que logró que sus espectadores llevaran a cabo el ritual de esperar la hora señalada para sentarse frente a sus televisores. Mantener en vilo a la gente semana a semana, temporada tras temporada aguardando por conocer más acerca del mundo de hielo y fuego.

Temas

Dejá tu comentario