Terror asegurado

Espectáculos

La saga de “Ju-On” empezó en Japón en 1998 y, luego de varias secuelas y remakes, ahora deriva en esta secuela de una remake, lo que en principio no promete demasiado. Sin embargo, esta producción de bajo costo tiene sus logrados momentos terroríficos y una narración compleja pero firme a cargo del director y guionista Nicolas Pesce, quien va contando distintos episodios que ocurren en una casa habitada por un espectro vengativo que ataca de maneras distintas a varios de sus sucesivos habitantes, e incluso se la agarra con el agente inmobiliario que trata de cerrar un trato con el siniestro lugar.

Claro que lograr un nexo con la acción inicial en Japón es algo que luce más forzado, aunque sirve para empezar con un fuerte prólogo asiático en el que unos brazos espectrales salen de bolsas de basura. Luego el asunto se muda a Pensylvania y lleva a que pronto una detective se enfrente a varios hechos horribles y difíciles de explicar. Los hechos saltan de una época a otra con el centro en este personaje bien interpretado por Andrea Riseborough –todo el elenco es sólido- y no escatima horrores y dramatismo, ya que todos los personajes la pasan realmente mal. El espectador tal vez se pueda quejar de que no haya una pizca de sentido del humor, pero aquí sustos no faltan.

“La maldición renace” (“The Grudge”, EE.UU.-Canada, 2020). Dir.: N. Pesce. Int.: T Westwood, A. Riseborough.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario