Venecia consagró a la arquitectura que viene

Espectáculos

La VIII Muestra Internacional de la Bienal de Venecia denominada «Next», por el curador general, el arquitecto británico Deyan Sudjic apunta al futuro y presenta proyectos, a diferencia de ediciones anteriores, que mostraban lo ya realizado, el pasado.

La exposición comprende dos espacios: el Pabellón Italiano y los Pabellones nacionales, en los Jardines, frente al Canal Grande de Venecia; y el Arsenal, a unos trescientos metros del primer espacio. Entre los pabellones queremos destacar: el de Brasil, presentado por el arquitecto Carlos Bratke y Manoel Pires da Costa; Grecia, cuyos curadores Takis Koubis, Thanasis Motsopoulos y Richard Scoffier, hicieron una presentación minimal muy interesante y digna de seguir por su profesionalismo; y el de Holanda, diseñado por Hermann Hertzberger (quien mostró sus obras en la Bienal de Buenos Aires), que fue premiado con el León de Oro al Mejor Pabellón Extranjero.

En el Arsenal -el otro gran espacio que usa la Bienal, constituido por edificios de la marina italiana del 1700-, que ha sido reciclado, el curador general presenta su propia muestra con proyectos de 90 arquitectos con fabulosas maquetas, que nos dejaron perplejos. Alvaro Siza (Portugal, 1933) fue premiado con el León de Oro para el Mejor Proyecto, por la Fundación Iberé Camargo, en Porto Alegre. Este León de Oro representa un reconocimiento a la arquitectura como profesión ética y a la obra como modelo de creatividad. Sus testimonios son un acercamiento a las viviendas sociales.

Como reconocimiento de su contribución a la arquitectura contemporánea, el León de Oro a la Trayectoria fue otorgado al arquitecto japonés
Toyo Ito (Tokio, 1941). Desde que abrió su estudio en Tokio, en 1971, Ito ha trabajado al compás de una arquitectura sorprendente y explícita el nuevo matrimonio de arte y tecnología. Uno de sus diseños más originales fue la Torre de los Vientos (1986), erigida en Yokohama, una estructura cuya iluminación varía según los ruidos y la dirección del viento.

El jurado de la Bienal decidió conceder un Premio Especial a la ciudad de Barcelona por su impulso a nuevos proyectos de arquitectura. Entre las obras, expusieron una de dimensiones espectaculares: un fragmento del edificio del Forum 2004, obra de los arquitectos
Jacques Herzog y Pierre de Meuron (ambos nacidos en Basel, 1950). El edificio triangular de Herzog y de Meuron, incluye un auditorio para 3.000 personas. La obra esta acompañada por otros cuatro proyectos: el hotel que ha diseñado Dominique Perrault (Clermont-Ferrand, Francia, 1953), autor de la Biblioteca de París; y la Ciudad Judicial, proyectada por el arquitecto inglés David Chiperfield, que se realizará en la zona de L'Hospitalet de Llobregat y la torre de Aguas de Barcelona (Agbar), diseñada por Jean Nouvel (Fumel, Francia, 1945), que ya está en construcción.

•Nouvel

Jean Nouvel la personalidad más destacada en la arquitectura contemporánea, reedita en sus obras el concepto de desmaterialización y transparencia que las caracteriza: la luz es tratada como materia, como en el Museo Cartier, en París.

En esta VIII Muestra de la Bienal, presentó sus proyectos para la empresa Brembo, en Bérgamo; el Museo del Quai Branly, en París y el Museo Galo-romano, en Périgueux, donde pone de relieve la importancia arqueológica del lugar. En estos meses
Nouvel está llevando a cabo la ampliación del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en Madrid, en el que presenta una muestra de sus obras y proyectos más emblemáticos.

Dejá tu comentario