Diputados: oficialismo avanza con proyectos de aporte solidario y blindaje al FGS

El próximo martes se tratarán en la Comisión de Presupuesto. Se buscará el dictamen. Aún no hay fecha para tratarlo en el recinto.

El oficialismo en Diputados avanzará el próximo martes 15 de septiembre con el tratamiento en la Comisión de Presupuesto y Hacienda de dos proyectos clave como son el blindaje al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) y la creación del aporte solidario a las grandes fortunas con el que se espera recaudar unos $300.000 millones.

La convocatoria encabezada por el presidente de la Comisión, Carlos Heller, está pautada par las 15 horas del próximo martes en la modalidad de videoconferencia. Se avanzará en el debate sobre el proyecto para crear el Aporte solidario y extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia y el Régimen de Defensa de los Activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Integrado Previsional Argentino.

Si bien a intención del oficialismo es avanzar con sendos dictámenes, fuentes legislativas explicaron a Ámbito que “si se consigue o no el dictamen, dependerá de la discusión que se dé en el seno de la Comisión”. Sobre todo, el escenario más complejo está planteado con el proyecto de creación de un impuesto excepcional y por única vez a las grandes fortunas.

Con una agenda legislativa cargada, el oficialismo y Juntos por el cambio protagonizaron un cruce caliente el lunes 1 de septiembre, sobre la validez o no de las sesiones virtuales. Finalmente, el pasado martes llegaron a un acuerdo para continuar por los próximos 30 días hábiles con las sesiones mixtas, tras una semana de desentendimientos y acusaciones cruzadas.

Según lo definido en la reunión, que estuvo encabezada por el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, las sesiones seguirán como hasta ahora de manera semipresencial -47 diputados en el recinto y 210 conectados de forma remota- para tratar proyectos no conflictivos.

En el acuerdo entre el oficialismo y la oposición se estableció un esquema presencial para el debate de "temas complejos" como el Presupuesto 2021, la reforma judicial, el aporte solidario a las grandes fortunas o la nueva fórmula jubilatoria, que fueron ejes de las críticas de la semana pasada por parte de Juntos por el Cambio.

La sesión presencial podrá ser pedida por al menos diez diputados y deberá disponerse un "estadio amplio y ventilado" para poder garantizar las medidas de distanciamiento establecidas por Aislamiento Preventivo, Social y Obligatorio. Los diputados que pertenezcan a grupos de riesgo o que lo soliciten a la Presidencia de la Cámara "de forma fundada" podrán participar de forma virtual.

Con este acuerdo en marcha, y la necesidad de tratar temas que son prioritarios para el Gobierno, fuentes del oficialismo explicaron que en caso de que el próximo martes 15 haya dictamen de los proyectos del FGS y del aporte solidario “la sesión para debatir ambas iniciativas en el recinto aún no tiene fecha”.

El proyecto del aporte solidario propone que estarán alcanzados quienes posean una riqueza declarada superior a los 200 millones de pesos con una alícuota del 2%, que incrementa a medida que el patrimonio es mayor. De esa forma define una escala de alícuota según el patrimonio declarado hasta el 31 de diciembre de 2019: 2% para entre $200-$300 millones; 2,25% hasta $400 millones; 2,75% hasta $600 millones; 3% hasta $800 millones; 3,25% hasta $1.500 millones; y 3,5% para más de $3.000 millones. Según los cálculos realizados, alrededor de la mitad de las personas alcanzadas por este aporte tienen entre $200 a $400 millones.

Según las estimaciones estarán alcanzadas aproximadamente 12.000 personas. En tanto que el proyecto que se consensuó en el oficialismo sostiene que por el total de bienes en el exterior las personas humanas tributarán un recargo del 50% sobre la alícuota que le correspondería. Pero si el contribuyente trae el 30% de sus tenencias financieras que tienen declaradas en el exterior, la sobre tasa se elimina y paga por todo como si lo tuvieran en el país.

Por su parte, el proyecto de blindaje de FGS le permite a la ANSES la refinanciación de los préstamos otorgados a las provincias entre 2016 y 2019 por un total de $101.088 millones. Para ello, prevé que se traspase del FGS a la órbita del Ministerio de Economía la responsabilidad del financiamiento del fondo para el pago de la reparación histórica a los jubilados realizada durante el gobierno de Mauricio Macri.

De esta manera el FGS va a poder renovar los préstamos con las provincias, y no se ve obligado a deducir de la coparticipación de cada una, la deuda con el fondo, un tema que generó preocupación y quejas de los gobernadores.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario