Sin reacción, el Bitcoin sufre por la Fed y Kazajistán

Finanzas

La última vez que la criptomoneda había alcanzado los u$s42.000, fue el 29 de septiembre de 2021.

Bitcoin prolonga su derrumbe y cotiza en mínimos de cuatro meses. Luego de la jornada anterior en la que la criptomoneda líder quebró su soporte por debajo de los u$s43.000, este viernes sigue en torno a los u$s42.000.

La última vez que la criptomoneda había alcanzado los u$s42.000, fue el 29 de septiembre de 2021.

La segunda criptomoneda de capitalización de mercado, Ethereum, sigue en la misma sintonía y se derrumba hasta los u$s3.200.

Las altcoins también caían hasta 8%, pero luego revirtieron tendencia y la mayoría de las principales diez cotiza en alza, con Ripple y Cardano a la cabeza que suben más del 3%.

Bitcoin y el mercado de criptomonedas en general cayeron al ritmo de los mercados cuando retrocedieron tras la decisión de la Reserva Federal (FED) de aumentar las tasas de interés en 2022. Pero luego sufrieron más por la crisis política en Kazajistán, donde hay fuerte actividad de minería digital.

Embed

Qué pasó en los últimos días

A medida que los mercados de valores se corrigieron, el precio de BTC siguió su ejemplo al caer por debajo de los u$s44.000 el día de ayer, lo que desencadenó un sinfín de liquidaciones que alcanzaron los u$s222 millones en menos de una hora, prolongando aún más las bajas que viene teniendo el Bitcoin desde fines de noviembre.

Datos de Cointelegraph Markets Pro y TradingView muestran que después de oscilar alrededor del soporte en u$s46.000 durante los últimos días, Bitcoin se vio afectado por una ola de ventas que llevó el precio a un mínimo intradiario de u$s43.717 y ahora en u$s42.000.

En base a la situación actual, se espera que la Fed comience a subir su tasa de interés de referencia en marzo, "lo que significaría que la reducción del balance podría comenzar antes del verano". Esto indica que la Reserva Federal está dispuesta a contener la inflación, algo que afecta a las criptomonedas por consolidarse el año pasado - junto al oro- como una opción de inversión para aquellos ahorristas que buscan protegerse del impacto inflacionario.

"La caída actual de Bitcoin se produjo como consecuencia de dos factores principales. Desde el punto de vista político social, debemos analizar lo que está ocurriendo en Kazajistán. Este país es el segundo en el mundo donde más se mina Bitcoin y donde recientemente el suministro eléctrico y la conexión a internet se vieron muy afectados por fallas en los sistemas. Sin estos dos servicios, es imposible aportar energía a la red para la minería de criptomonedas", dijeron a Ámbito desde el Instituto N&W Professional Traders.

Asimismo, desde el punto de vista del análisis técnico, que permite analizar las fluctuaciones del precio y prever las chances de un aumento o una caída, desde el Instituto N&W Professional Traders observan que esta caída "podría extenderse hacia los u$s40.000, zona del precio donde encontramos el próximo gran soporte".

Un presagio del retroceso del 5 de enero fue ofrecido por el analista de criptomonedas y usuario seudónimo de Twitter, Rekt Capital, quien destacó las "muchas similitudes entre este rango de BTC y mayo de 2021". El analista y colaborador de Cointelegraph Michaël van de Poppe ofreció una mirada más profunda a la acción del precio de mayo, quien detalló cómo se desempeñó BTC durante el último retroceso brusco del mercado. “Y el escenario de la caída por debajo de $ 46,000 se está produciendo en Bitcoin aquí. La pregunta es: ¿estaremos colgados aquí, tomando la liquidez y volviendo a superar los $ 46,000? En ese caso, el fondo está aquí", expresó.

Si el precio no supera los u$s46,000, el mercado podría estar en un período bajista prolongado que tiene el potencial de ver a BTC retroceder al rango bajo de los u$s30.000.

Dejá tu comentario