Fuerte rebote del blue: ¿seguirá en alza o volverá la calma?

Finanzas

El dólar en el mercado negro pasó de $139 a principios de este mes a los $158 del cierre de este lunes. ¿Qué pasará de acá en más?

El dólar en el mercado negro arranca la semana con una nueva fuerte suba –trepó otros $6- que se suma al avance de $17 acumulado desde principios de abril. Atrás quedó esa calma cambiaria de los meses previos, que lo había mantenido por varias semanas como el más barato del mercado.

Recordemos que, luego de cerrar el año pasado en los $166, el blue exhibió mermas en casi todas las semanas de 2021, hasta mediados de este mes.

Es decir, poco tiempo pasó entre que tocó mínimos de $139 aquel 7 de abril hasta llegar este lunes a los $158. ¿Qué pasará de acá en más?

El economista Sergio Chouza planteó que el dólar blue está teniendo una dinámica asociada al “ruido” generado en el mercado bursátil por la “insuficiente renovación de la primera licitación de abril realizada por el Banco Central; quedaron en la plaza entre u$s100 y u$s150 millones, que fueron saliendo del país vía mercado de bonos. Eso presionó a las cotizaciones financieras y eso replicó en el canal informal”.

Destacó a Ámbito que “después de seis meses de estabilidad en este segmento, con una inflación acumulada superior al 20%, era lógico que surja cierto movimiento alcista. Considero que no es para inquietarse ya que la salida por goteo de capitales podría durar no más de un mes. Es un fenómeno pasajero de presión”.

“A lo largo de estos meses, el Banco Central compró dólares para poder ganar poder de fuego, disminuyó su posición vendida en futuros y eso le da un arma más para señalizar un sendero consistente de tipo de cambio. Insisto no veo un escenario catastrófico”, dijo.

Para el economista, la segunda ola de Covid-19 también puede influir porque “afecta todas expectativas de rebote económico y, como se sabe, todo lo que genera cierta inestabilidad o imprevisibilidad se traslada precios, se propaga. De todas maneras, me parece que éste efecto es menor, que las causas de la suba hay que buscarla más por el lado financiero”.

Sobre la brecha, el economista reiteró que la estrategia oficial es “continuar comprimiendo los spread, no acelerando el tipo de cambio oficial, sino dando previsibilidad de que el Gobierno tiene herramientas para que se evitar que se disparen los dólares financieros”.

Chouza planteó que, pasado el “ruido” actual, el movimiento paulatino gradual del dólar oficial permitirá que las brechas no sigan ampliándose, aunque aún todavía se mantengan altas por encima del 50%”.

Hacia futuro, el economista planteó que “lo fundamental es que el Gobierno siga trabajando para coordinar expectativas, toda la nominalidad de la economía convergerá a la baja y se estabilizará en la medida de que se reduzca la evolución de los precios internos; esto último es lo que faltó en el primer trimestre”.

Por el contrario, consultado sobre si la tendencia actual del dólar blue es un fenómeno pasajero o llegó para quedarse hasta por lo menos las elecciones, Ramiro Castiñeira, director de Econométrica, consideró que “el Gobierno pisará todos los precios de la economía hasta las elecciones para intentar contener la inflación que galopa al ritmo de la emisión (monetaria)”.

“El dólar oficial estará pisado y la brecha empezará a reaccionar anticipando lo que viene. Lo que hay después de las elecciones es una caja de pandora que dependerá del resultado electoral y de cuántas reservas quedaron en el BCRA. Porque pisar el dólar no es gratis, cuesta reservas que casi no hay”, enfatizó.

Temas

Dejá tu comentario