Advierten que las condiciones financieras retornaron por primera vez a niveles prepandemia

Finanzas

El índice de IAEF y Econviews sobre condiciones financieras retornó por primera vez a niveles prepandemia. En el plano local influyeron la expectativa de menor inflación, la recuperación de los depósitos en dólares y el incremento de la liquidez en pesos.

El Índice de Condiciones Financieras (ICF), construido por el IAEF y la consultora Econviews, alcanzó en mayo de 2021 por primera vez niveles prepandemia ya que mejoró 7,4 puntos respecto del mes previo y llegó a -36, mismo registro de enero de 2020. Los datos mostraron incrementos tanto en el componente local como el internacional.

El subíndice argentino registró su séptimo avance consecutivo al repuntar 4,5 puntos mensuales. No obstante, se mantuvo en "zona de stress" al ubicarse en -69.8 y por 33° mes en fila se ubicó en terreno negativo. El valor actual, de todas formas, es el mejor desde agosto de 2019, el mes de las elecciones primarias que comenzaron a sacar a Mauricio Macri del Poder Ejecutivo.

El ICF local ya recortó la pérdida en 80 puntos desde el piso en abril del año pasado. De todas maneras, el informe del IAEF y Econviews aclaró que la mejora del quinto mes del año fue especial "ya que estuvo muy influenciada por las expectativas de menor inflación en mayo, dato que se conocerá en 10 días". Según el trabajo, esto no quiere "decir que sea un logro si no más bien que venía de valores muy altos en marzo y abril".

El segundo componente que ayudó fue el de la recuperación de depósitos en dólares en el sistema. En tercer lugar, aumentó la liquidez en pesos dado que los depósitos en moneda local siguieron aumentando más que los préstamos.

En el otro extremo, el ensanchamiento de la brecha fue el principal aporte negativo. El spread entre el dólar oficial y los paralelos y el riesgo país son los dos componentes que más aportan al número negativo del índice. Entre los componentes de las condiciones locales, solo la liquidez de largo plazo del sistema bancario se encuentra en "zona de confort".

Mientras tanto, el subíndice internacional siguió en "zona de confort" al trepar tres puntos hasta las 33,8 unidades. El referencial de condiciones externas mejoró por segundo mes consecutivo y se ubicó en el punto más alto desde enero del 2000. "La construcción del índice muestra realidades relativas ya que su promedio histórico da 0. La situación actual mejora el promedio de 5 años que se ubica en 11 puntos", sostuvo el trabajo.

En el plano externo, 8 de los 10 componentes fueron positivos y los dos componentes negativos lo fueron de manera marginal. El mayor empuje en mayo vino de las acciones de mercados emergentes. Otros factores que contribuyeron fueron el índice EMBI (sin Argentina) y las expectativas de inflación en EEUU que en este caso juegan a favor del índice. Del lado negativo, el de peor performance fue el de la volatilidad de las acciones norteamericanas medida por el índice VIX.

Dejá tu comentario