Bueno: Economía canjeó otros u$s626 millones por bonos en pesos atados a la inflación

Finanzas

En un nuevo canje de Letes y un remanente del Bono Dual, este viernes el Gobierno volvió a aliviar la carga de obligaciones en dólares y continúa en su arduo camino para recomponer un mercado de deuda en pesos consistente.

En un nuevo canje exitoso de Letras del Tesoro (Letes) en dólares y un remanente del Bono Dual, el Ministerio de Economía logró reconvertir u$s626 millones a cambio de bonos en moneda local atados a la inflación. De esta manera, el Gobierno continúa en su arduo camino para recomponer un mercado de deuda en pesos consistente.

En la licitación de este viernes se recibieron 1.598 ofertas, por parte de los tenedores de títulos en moneda norteamericana, para suscribir una canasta de instrumentos de deuda pública por un total en conjunto de $32.862 millones, que se adjudicó en su totalidad.

De ese monto, casi el 60% corresponde a Bonos ajustados por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (Boncer) más un interés adicional del 1,5%, con vencimiento en 2024. Del otro 40%, la mitad de lo colocado fue en Boncer con una tasa adicional del 1,4% por sobre la inflación ,con vencimiento en 2023, mientras que la otra mitad se adjudicó en Boncer con tasa extra del 1,3%, con fecha de caducación en 2022.

La semana pasada, la cartera conducida por Martín Guzmán había logrado canjear u$s1.836 millones en una licitación similar a la de esta jornada. En esa ocasión, la emisión de deuda en pesos totalizó más de $118.000 millones.

Los títulos que entraron en ambos canjes fueron reperfilados varias veces, tanto por la gestión de Hernán Lacunza como por la actual, y representaban un equivalente a casi el 5% del monto de deuda externa bajo ley de Nueva York que se busca reestructurar. De los u$s626 millones que se reestructuraron, casi el 93% correspondió a Letes, a la vez que el 7% restante fue por el Dual.

Lo conseguido hasta el momento logró aliviar la carga de obligaciones en moneda extranjera por u$s2.462 millones a la vez que alimenta las inversiones en moneda doméstica, uno de los anhelos del equipo económico que designó el presidente Alberto Fernández.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario