El dólar en el mundo alcanza un nuevo máximo en dos décadas y complica a la Argentina

Finanzas

El índice dólar, que sigue la evolución de esta moneda con respecto otras seis divisas principales, sube un 0,5% hasta 104,170, alcanzando máximos de 20 años tras subir por quinta semana consecutiva la semana pasada.

El dólar tocó el lunes un máximo de dos décadas, ya que el alza de los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense llevó a los fondos de cobertura a elevar sus apuestas alcistas, mientras que el yuan chino se debilitó por debajo de las 6,77 unidades por dólar tras unos magros datos de comercio.

El último tramo de la subida del dólar, que comenzó después de que la Reserva Federal subió las tasas de interés en 50 puntos básicos la semana pasada, ha afectado a divisas que anteriormente habían sido inmunes al alza del billete verde, como el dólar australiano, el yuan e incluso las criptodivisas.

Frente a una cesta de divisas pares, el índice dólar superó el lunes el nivel de 104,19 unidades por primera vez desde julio de 2002, ampliando su escalada a casi 9% este año.

Si bien recortó sus ganancias a 103,87 unidades en las operaciones de media sesión en Londres tras conocerse la intervención de algunos bancos centrales de mercados emergentes en apoyo de sus monedas, la tendencia alcista del dólar parece intacta, según los operadores.

"Ha sido un camino en una sola tendencia toda la mañana, con los rendimientos de los bonos del Tesoro acercándose a los niveles del 3,2% y el dólar beneficiándose de ello", dijo un operador de un banco europeo en Londres. Los rendimientos de la deuda del Tesoro ampliaron su subida por tercera sesión consecutiva, con los retornos de la deuda de referencia a 10 años superando el 3%, tocando máximos de 3 años y medio.

Aunque el mercado estima que el actual ciclo de ajuste en Estados Unidos llevará las tasas de interés en torno al 3,5% a mediados de 2023, la velocidad de la subida de tipos de la Reserva Federal es mucho mayor que la de sus pares en el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo.

Los mercados monetarios esperan que Estados Unidos suba las tasas de interés en otros 200 puntos básicos en lo que queda de año, llevando los tipos de referencia a casi el 3%, mientras que las subidas previstas por el BCE de 92 puntos básicos sólo llevarán su tasa de depósito de referencia a territorio positivo.

El yuan chino amplió sus pérdidas y cerró en un mínimo de casi 19 meses, ya que los flojos datos comerciales de abril reafirmaron la preocupación del mercado sobre los confinamientos aplicados por el COVID-19 en el país y su impacto en la economía.

Los mercados de futuros estiman un 75% de posibilidades de una subida de tipos de 75 puntos básicos en la próxima reunión de la Fed en junio y más de 200 puntos básicos de ajuste para finales de año. Este lunes, los futuros estadounidenses suben hasta 2%.

El escenario de suba de tasas de la Fed y de los bonos del Tesoro norteamericano elevan los riesgos de reversión de flujos desde el resto del mundo hacia Estados Unidos. Por esta razón se ve una devaluación del resto de las monedas contra el dólar. Los movimientos bruscos en las monedas globales le ponen presión a la Argentina. Teniendo en cuenta la fuerte apreciación del dólar global contra el resto de las monedas, el futuro cambiario para los mercados emergentes y el resto de las monedas globales comienza a ser amenazada. La estrategia del Banco Central puede cambiar en este contexto.

Temas

Dejá tu comentario