Dólares financieros no detienen marcha alcista y las brechas ya rozan el 80%

Finanzas

El dólar CCL regulado subió 0,1% (24 centavos) hasta los $178,70, pero el CCL "libre" que se pacta a través de negociaciones bilaterales (SENEBI) -donde las transacciones no se marcan en las pantallas electrónicas- o vía ADRs operaba arriba de los $198 (con un spread bordeado el 100%).

Demandados por una creciente cobertura ante expectativas de devaluación latentes, los dólares financieros “regulados” no detuvieron su dinámica alcista, y ya merodean los $180, mientras que los tipos de cambio “más libres” van camino hacia los $200, en una jornada en la que el blue alcanzó un nuevo máximo de 2021: $188.

Con la brecha casi en el 80%, el dólar CCL subió 0,1% (24 centavos) hasta los $178,70, pero el CCL "libre" que se pacta a través de negociaciones bilaterales (SENEBI) -donde las transacciones no se marcan en las pantallas electrónicas- o vía ADRs operaba arriba de los $198 (con un spread bordeado el 100%). Asimismo, el dólar MEP o Bolsa regulado aumentó también 0,1% a $178,60.

Pero la nota de la jornada la dio el dólar blue, que trepó $1 hasta los $188, es decir, su nuevo récord nominal de 2021, según un relevamiento de Ámbito en el Mercado Negro de Divisas. En consecuencia, la brecha entre el dólar informal y la cotización oficial mayorista alcanzaba 89,2%.

Los dólares más libres van propiciando, día a día, una ampliación de la brecha, al ritmo que crecen los temores de una aceleración de la inflación, lo cual se refleja en múltiples coberturas, tanto en dólares spot, como en títulos y Fondos Comunes de Inversión (FCI) ajustados (CER y dólar linked), y dólar futuro.

Otro de los hechos salientes de la rueda fue que el Banco Central frenó su dinámica de compra de divisas, que se había extendido por ocho jornadas consecutivas desde las últimas restricciones. Ocurrió una jornada después de que el presidente de la autoridad monetaria, Miguel Pesce, se reuniera con la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) para intentar trazar un camino de cierta flexibilización de las restricciones, con la condición de que las empresas no aprovechen el acceso al dólar oficial para especular con sobrestockeos. En lo que va del mes, y producto de esas restricciones que tendrán una vigencia como mínimo hasta fin de mes, el BCRA acumula un saldo positivo de casi u$s500 millones en sus intervenciones.

"Volvemos a plantear que si bien las medidas recientes del BCRA pueden tener el impacto positivo de permitir la acumulación de reservas, hay un doble riesgo: sobre la inflación (más precios ajustando el TC paralelo) y sobre la actividad (para quienes no puedan importar e incorporar un TC más alto)", comentaron desde Neix.

Más allá del incremento de la volatilidad que generan las elecciones legislativas del próximo 14 de noviembre, y con los efectos de una elevada presión inflacionaria, y un firme déficit fiscal alimentado por emisión monetaria, el mercado se enfoca en las lentas negociaciones del país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reestructurar una deuda de unos 45.000 millones de dólares.

Como descuentan los agentes económicos, y reconoció el mismo Gobierno, el acuerdo con el FMI no se firmará sino hasta el año que viene. Hay que recordar que el perfil de vencimientos con el Fondo incluye pagos por u$s3.350 millones hasta marzo de 2022: u$s390 millones en noviembre, u$s1.900 millones en diciembre, u$s720 millones en enero, u$s370 millones en febrero y u$s2.800 millones en marzo.

Dólar oficial

El dólar ahorro o dólar solidario -que incluye un 30% del impuesto PAÍS, y un 35% a cuenta de Ganancias- cerró sin cambios a $173,05, ya que el minorista terminó a a $104,88 -sin los impuestos-, de acuerdo al promedio de los principales bancos del sistema financiero. A su vez, el valor minorista del dólar estadounidense operó sin variantes a $104,75 en el Banco Nación.

En el segmento mayorista, la divisa aumentó cuatro centavos a $99,35, en contexto de mayor equilibrio entre la oferta y la demanda genuina, pero con los precios siempre fluctuando en torno a los niveles fijados por la regulación oficial.

En la primera parte de la rueda se impuso en su desarrollo la oferta provenientes desde el exterior, abasteciendo con cierta fluidez los pedidos de compra autorizados, contaron desde el mercado. En el segundo tramo de la sesión, la demanda se intensificó y equilibró el desbalance inicial, absorbiendo las posturas de venta con relativo impacto en la cotización, que alcanzó sobre el final el máximo de la fecha al operarse en $99,35.

"La actividad oficial alternó compras y ventas en el segmento donde operan bancos y empresas, compensando los desajustes transitorios entre la oferta y demanda genuinas", describieron. El volumen operado en el segmento de contado alcanzó los u$s384,6 millones.

Temas

Dejá tu comentario