Inversiones: con qué ganaste en mayo y que se espera para junio

Finanzas

Los inversores que apostaron por acciones del sector financiero, bonos soberanos y commodities como el oro o el petróleo se vieron beneficiados en estos 31 días. Por el contrario, la soja, el dólar oficial y el plazo fijo se encontraron entre las inversiones menos rentables.

En el marco de un escenario favorable para los mercados emergentes, mayo fue un mes positivo para activos de riesgo como las acciones y los bonos soberanos de Argentina. También se vieron beneficiados en estos 31 días los inversores que apostaron por algunos commodities como el oro o el petróleo. Por el contrario, la soja, el dólar oficial y el plazo fijo se encontraron entre las inversiones menos rentables del período.

El índice S&P Merval exhibió un salto mensual, en pesos, del 20,8%, el más alto desde julio de 2020. Las acciones que más ganaron dentro del panel líder fueron las del sector financiero, destacándose la performance de BBVA (+41%), Banco Macro (27,6%) y Grupo Financiero Galicia (25,2%). También mostraron importantes ascensos los papeles de Telecom (27,6%) e YPF (26,3%).

Entre los Cedears de empresas extranjeras, que vienen concentrando la mayor parte de las operaciones en la plaza local, se destacó un alza del 44,1% en las acciones de Vista Oil & Gas.

"Mayo fue un mes claramente positivo, con casi todos los mayores exponentes obteniendo ganancias. Destacó el sector bancario, con sus máximos exponentes haciéndose presentes en el top ten (de mayores rendimientos)", plasmó un informe del Departamento de Análisis Financiero de Tavelli & Cía.

La entidad recordó que durante el período en cuestión el Banco Central anunció que los bancos podrán mantener Letras de Tesoro como encajes en lugar de Leliqs.

En el mismo sentido, los bonos domésticos en dólares también tuvieron una buena performance en mayo. Los mayores avances los arrojaron aquellos títulos más "largos"; el Bonar 2038 (++6,4%), el Global 2041 (+5,8%) y el Global 2046 (+5,8%).

"Los activos domésticos han venido experimentado una recuperación, a partir de castigadas valuaciones, en especial de la mano de un mayor apetito de los operadores externos. Este repunte llegó principalmente por apuestas tácticas que buscan capturar los mayores flujos hacia emergentes así como la expectativa que se generó a partir de las gestiones con el Club de París y el FMI desde la gira europea", dijo a Ámbito el economista Gustavo Ber.

En la misma sintonía, Santiago Abdala, director de Portfolio Personal Inversiones sostuvo que "el principal motor que movió el precio de los activos argentinos al alza fueron los rumores de un posible acuerdo con el Club de París y el FMI". "Si bien se desconoce qué tipo de acuerdo sería, se intuyó una buena predisposición para llegar a una solución. A eso hay que sumarle que los activos estaban cotizando en valores de descuento", agregó.

De cara a junio, Ber advirtió que "la continuidad de la recuperación de los bonos y ADRs estaría sujeta a avances a corto plazo en dichas refinanciaciones, así como la continuidad de un positivo clima externo".

"Ello se debe a que de fondo continúan entre los inversores despertando preocupaciones los desequilibrios fiscales y monetarios, que suman un desafío adicional en las restricciones sanitarias y un calendario electoral que corre rápido. Todo ello bajo condiciones de financiamiento local que ya enfrenta un complejo "roll-over" en los próximos meses, y así es que nuevas necesidades de recursos serían complicadas de administrar en un escenario de elevada inflación, y una habitual creciente mayor dolarización preelectoral", se explayó el analista.

En el segmento en pesos, nuevamente se verificaron incrementos mensuales de hasta 9,2% en los precios de los bonos CER, frente a una inflación que no cede y se mantiene en niveles muy elevados desde hace ya más de seis meses.

Paralelamente, dentro de las 10 inversiones "tradicionales", Tavelli resaltó en su informe el crecimiento en el valor del oro (+7,9%) y del petróleo (+5,2%). A contramano de estos commodities, la soja retrocedió 3,3% y frenó la tendencia alcista que venía exhibiendo en meses anteriores.

Por su parte, el plazo fijo clásico a 30 días dio un retorno del 2,9%. Esa suba superó al deslizamiento que tuvo el tipo de cambio oficial minorista (+1,2%) pero seguramente pierda nuevamente contra la inflación de mayo, que se estima en torno al 3,5%.

Dejá tu comentario