Nerviosismo en mercados tras el ataque en Irak: saltaron el petróleo y el oro, mientras Wall Street dejó atrás los récords

Finanzas

El crudo aumentó hasta 3,5% tras el ataque de EEUU sobre milicias iraníes en territorio iraquí.

Los precios del petróleo y del oro se dispararon este viernes hasta 3,5% después de la muerte de un general iraní en Irak por un ataque estadounidense, ante el temor a un conflicto en Oriente Medio, mientras que Wall Street dejó atrás los recientes récords y cayó hasta casi 1%.

Un bombardeo de Estados Unidos mató el viernes al poderoso general iraní Qasem Soleimani y a un dirigente proiraní en el aeropuerto internacional de Bagdad.

El Pentágono confirmó que el presidente Donald Trump había dado la orden de "matar" a Soleimani después del ataque de manifestantes proiraníes a la embajada estadounidense en Bagdad, el martes.

El precio del WTI, referencia en el mercado estadounidense, subió 3,1% a u$s63,05 tras haber superado durante la jornada el 4%, mientras que el barril de crudo Brent ganó un 3,5% a u$s68,60 en Londres.

"Temen que Irán tome represalias por el asesinato de Soleimani", dijo a la AFP Thina Margrethe Saltvedt, una analista de Nordea Markets, y explicó que Teherán podría atacar "instalaciones petroleras o infraestructuras de transporte". El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, pidió una "severa venganza" por la muerte de Soleimani.

La bolsa de París ganó 0,04%, Londres un 0,24%, mientras que Fráncfort perdió 1,25% y Milán un 0,56%.

Por su parte, Wall Street bajó expresivamente tras una ola de récords cuando Irán juró vengar la muerte de uno de sus principales generales en un ataque aéreo de Estados Unidos en Bagdad.

El índice industrial Dow Jones perdió 0,8% a 28.634,88 puntos, el Nasdaq, de valores tecnológicos, cedió 0,8% a 9,020.77 y el S&P 500 retrocedió 0,7% hasta los 3,234.45, según los datos definitivos de la jornada.

Los índices venían de alcanzar nuevos récords el jueves pero el mercado se sacudió luego que Estados Unidos mató al poderoso general iraní Qasem Soleimani y Teherán juró vengarlo.

Washington dijo que Soleimani estaba planeando acciones inminentes contra Estados Unidos cuando fue blanco de un ataque con drones en Bagdad.

Patrick O'Hare, analista de la firma Briefing.com, dijo que "el mercado estaba comprando mucho desde hace algún tiempo" y el asesinato de Soleimani podría servir para aceptar un repliegue que se venía anticipando.

"Empero, si rápidamente el mercado rebota, podría invitar a mayores excesos especulativos que podrían amplificar los inconvenientes que puedan aparecer", añadió O'Hare.

Ante el temor a una perturbación en la producción petrolera en Medio Oriente, el crudo llegó a subir 4% y finalmente cerró con alza de 3,5% en Londres y 3,1% en Nueva York.

Por el previsible aumento del combustible, el sector aéreo resultó penalizado. La acción de American Airlines, por ejemplo, perdió 4,5%

Según Cailin Birch, una economista de The Economist Intelligence Unit, los mercados temen sobre todo "un conflicto más amplio". "La importancia deriva menos de la pérdida potencial de los suministros de petróleo iraní (...) que del riesgo de que se pueda desencadenar un conflicto más amplio que arrastre a Irak, Arabia Saudita y a otros", dijo a la AFP.

"También existe un riesgo significativo de que Irán lance un ataque selectivo contra barcos estadounidenses en la región, lo que podría interrumpir los flujos de petróleo en el mar y hacer que los precios sigan aumentando", añadió.

Los precios del petróleo se dispararon en septiembre tras los ataques contra dos instalaciones petroleras de Arabia Saudita que redujeron brevemente a la mitad su producción de crudo. Trump acusó a Irán de ese ataque y de otros contra algunos petroleros que circulaban por el Golfo.

"El mercado recuerda muy bien el inesperado ataque con aviones no tripulados contra Saudi Aramco [la petrolera saudita] el pasado otoño", señaló Saltvedt. Sin embargo Birch descarta la idea de un conflicto generalizado.

"No esperamos un aumento de precios en un solo día, en términos porcentuales, como el 10% de septiembre de 2019, cuando se atacaron la infraestructuras petrolera sauditas", apunta.

Pese a todo, la muerte de Soleimani supone un paso más en la escalada en las tensiones entre Estados Unidos e Irán. "Aunque todavía creemos que es improbable una guerra abierta entre EEUU e Irán, esta muerte elimina la posibilidad de negociaciones entre ambos durante todo 2020", según Birch.

Tras el ataque en Irak, los inversores apostaron por valores seguros, con subidas del yen frente al dólar y del oro, que alcanzó casi un récord en cuatro meses, hasta más de 1.550 dólares la onza.

Oro, en máximos de cuatro meses

Los precios del oro subieron este viernes a un máximo de cuatro meses, a más de 1.550 dólares la onza, después de las tensiones geopolíticas generadas por la muerte de un funcionario militar iraní de alto rango en un ataque aéreo estadounidense en Irak, lo que provocó un intensa búsqueda de activos seguros.

El mayor general iraní Qassem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de élite, y el comandante de la milicia iraquí Abu Mahdi al-Muhandis murieron en el ataque aéreo contra su caravana en el aeropuerto de Bagdad.

El oro al contado subió un 1,3% a 1.548,94 dólares por onza. Más temprano en la sesión, el metal alcanzó los 1.553,20 dólares, su nivel más alto desde el 5 de septiembre.

Los futuros del oro en Estados Unidos avanzaron un 1,5% a 1.552,40 dólares la onza.

El oro, al igual que otros activos seguros, se beneficia en tiempos de incertidumbre política. El metal cerró además su mejor semana desde principios de agosto, al ganar más de un 2,5%.

El metal también fue apoyado por la depreciación del dólar, que cayó a un mínimo de nueve semanas contra el yen por las tensiones en Oriente Medio.

En otros metales preciosos, el paladio ganó un 1,3% a 1.985,40 dólares la onza, tras subir más temprano en la sesión no muy lejos del máximo histórico de 1.998,43 dólares alcanzado en diciembre. El platino , en tanto, ganó un 0,4% a 982,84 dólares la onza y logró su mayor ganancia semanal desde octubre, mientras que la plata avanzó un 0,3% a 18,08 dólares.

Saltaron las monedas de refugio

Los inversores se volcaron este viernes a los activos seguros y el yen alcanzó máximos en tres meses, después de que ataques aéreos de Estados Unidos en Irak.

Además del yen, los bonos del Tesoro de Estados Unidos, y la deuda alemana subieron después de que en un ataque en la madrugada en Bagdad muriera Qassem Soleimani.

"En general, las primas de riesgo geopolítico subieron sustancialmente. Se ven flujos hacia el dólar, el franco y el yen. Los inversores realmente buscan refugio y un puerto durante la tormenta", dijo Karl Schamotta, jefe de estrategias de mercado de Cambridge Global Payments.

El yen avanzó hasta las 107,82 unidades por dólar y por la tarde cotizaba con un alza de un 0,48% en el día a 108,04 unidades. El yen a menudo es visto como un refugio, dado que Japón es la mayor nación acreedora del mundo. Un feriado en Tokio también contribuyó a un bajo volumen de negocios, lo que exageró las variaciones.

El índice dólar se benefició inicialmente ante la búsqueda de seguridad, pero dichas ganancias se desvanecieron después de un reporte que mostró una contracción en el sector manufacturero de Estados Unidos en diciembre. Operaba casi sin cambios en el día a 96,873.

Los granos también sufrieron

Los futuros del maíz, el trigo y la soja cayeron este viernes, ya que los operadores tomaron ganancias por el miedo generado por el ataque aéreo estadounidense en Irak.

El ataque puso nerviosos a los inversores un día después de que los contratos más activos de la soja y el trigo alcanzaron máximos desde 2018, según operadores.

El contrato más activo de la soja en la Bolsa de Chicago cayó un 1,6%. El trigo, en tanto, bajó un 0,9% y el maíz disminuyó un 1,5%.

Analistas dijeron que esperan que los mercados pronto cambien su enfoque desde las tensiones en Medio Oriente a un acuerdo comercial preliminar entre Estados Unidos y China y la publicación de datos de cultivos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) la próxima semana.

"Hemos tenido una buena racha y a veces los mercados están buscando una excusa, y creo que la encontraron", dijo Jim Gerlach, presidente de la correduría de materias primas A/C Trading en Indiana.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario