Conocé cuáles son las acciones argentinas que treparían hasta 250% en dólares, según Morgan Stanley

Finanzas

Los bonos siguen muy baratos, aún en un escenario de reestructuración y también recomienda una serie de acciones, aunque de manera más segmentada.

Morgan Stanley volvió a poner a los activos argentinos en el foco de los inversores, al proyectar escenarios posibles para la economía en 2024, es decir, luego de las elecciones presidenciales.

El pronóstico muestra optimismo del banco internacional, aún cuando no elude las complejas medidas económicas que deberá tomar la futura administración. En el caso de los bonos, el potencial de suba alcanzaría el 50% (aún con reestructuración), mientras que las acciones podrían escalar nada menos que 250% en promedio, valuadas en dólares.

Según el banco de inversión, la Argentina no tendrá otra alternativa que ir hacia un ajuste de las cuentas públicas ante la falta de financiamiento y la escasez de reservas en el Banco Central. La conclusión es que los bonos siguen muy baratos, aún en un escenario de reestructuración y también recomienda una serie de acciones, aunque de manera más segmentada.

De acuerdo al informe, la relación entre riesgo y retorno a la hora de posicionarse en activos argentinos es favorable. Esto significa, en otras palabras, que vale la pena asumir ciertos riesgos porque la posibilidad de ganancia es aún mayor.

“Esta vez los mercados no le darán a la Argentina el beneficio de la deuda, como sucedió en 2015. Por eso, no habrá margen para gradualismo a la hora de enfrentar la situación fiscal y las reformas que son necesarias para estabilizar la economía”, asegura el informe de Morgan Stanley.

De acuerdo al análisis vinculado al mercado de deuda, considera que un valor razonable para los bonos estaría alrededor de u$s37, o sea un 50% en promedio sobre los precios actuales. Y recomiendan particularmente el 2035. “Quizás ni siquiera sea necesaria una reestructuración. Pero aún en el caso que ocurra, los precios reflejan una quita del 40%, que luce exagerada. Aún teniendo en cuenta escenarios muy conservadores, tenemos una postura alcista para los bonos argentinos”, indica el trabajo encabezado por Fernando Sedano, su economista jefe para Latinoamérica.

Esta vez los mercados no le darán a la Argentina el beneficio de la deuda, como sucedió en 2015. Por eso, no habrá margen para gradualismo a la hora de enfrentar la situación fiscal y las reformas que son necesarias para estabilizar la economía”, agregan en Morgan Stanley. Al mismo tiempo advierte que un sinceramiento cambiario y un programa de rápido ajuste en las cuentas públicas sería en una primera etapa tanto inflacionario como recesivo.

“Si la Argentina tiene margen para hacer frente al pago de deuda en 2024 a partir del financiamiento en los mercados está por verse, pero para eso el próximo gobierno deberá trabajar mucho para reestablecer la confianza”, agrega.

Las acciones, de acuerdo al mismo informe, podrían tener una apreciación que va del 230% al 270%. Semejante suba sería posible a partir de un ordenamiento de la macro, junto a un sinceramiento del tipo de cambio, como también una recomposición de los márgenes de ganancias de las empresas. Sin embargo, recomienda concentrarse en algunos papeles particulares y no precisamente en los que más peso tienen en el índice. En particular, sostiene que no es buen momento para invertir en papeles bancarios.

Entre los ADR favoritos menciona los de Adecoagro, como una forma de estar invertido en acciones del sector agropecuario. La intención es apuntar a una mejora de los márgenes de rentabilidad a partir del dólar soja, pero además considerando la En relación a las empresas energéticas, una de las preferidas es Pampa Energía, ante los efectos positivos de la construcción del nuevo gasoducto posibilidad de un tipo de cambio más alto en el futuro cercano.

En ese sector, también suma a Central Puerto. Además, considera que el valor de la energía se mantendrá elevado ante la crisis europea derivada de la guerra entre Rusia y Ucrania. El informe también destaca a Loma Negra e indica que en el caso de Mercado Libre, una futura devaluación del tipo de cambio oficial en Argentina provocaría una disminución en el peso del país dentro de las operaciones de la empresa.

A pesar del optimismo respecto al futuro de acciones y bonos locales, el informe de Morgan Stanley no deja de lado el escenario complejo que hay por delante ni mucho menos: “La situación que recibirá la futura administración es mucho más compleja que la del 2015. Empezando por una inflación que es el triple que en aquel momento y que estaría rozando los tres dígitos para el momento de la elección”, agrega.

Dejá tu comentario