Metales se dispararon hasta 6% por debilidad del dólar

Finanzas

El retroceso del dólar y las tensiones geopolíticas en torno a Ucrania aumentaron el atractivo del lingote como refugio, lo que provocó un repunte de los metales preciosos.

El oro trepó más del 1,6% este miércoles, ya que el retroceso del dólar y las tensiones geopolíticas en torno a Ucrania aumentaron el atractivo del lingote como refugio, lo que provocó un repunte de hasta casi 6% en los metales preciosos.

El oro al contado ganó un 1,62% a 1.841 dólares por onza. Por su parte, el níquel lideró las ganancias entre los metales, y tocó su máximo desde 2011. La escasez de oferta obligó a los operadores a pagar enormes primas para hacerse con el metal, en una jornada en que el cobre y el aluminio también subieron fuerte. El níquel de referencia en la Bolsa de Metales de Londres (LME) subía un 5,8% a 23,355 dólares la tonelada, camino a cerrar con su mayor ganancia en un día desde octubre.

El níquel, que se usa en el acero inoxidable y para las baterías de los vehículos eléctricos, ha escalado alrededor de un 11% este año después de un alza de un 25% en 2021 y un 18% en 2020.

Las existencias de níquel en los almacenes registrados en la LME han caído a 94.830 toneladas desde las más de 260.000 toneladas de abril. Los inventarios en las bodegas de la Bolsa de Futuros de Shanghái, de 4.711 toneladas, están cerca de mínimos históricos.

En otros metales preciosos, el paladio trepó 4,9%; el platino ganó 4,8%; y la plata avanzó un 3,1%.

Kyle Rodda, analista de IG Markets, dijo que las consideraciones geopolíticas en curso, incluyendo las preocupaciones en torno a Ucrania y Rusia, podrían ser un impulso para comprar oro para algunos, pero "en el panorama general, esa cuestión es menor en comparación con la política de la Fed".

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo el miércoles que Rusia podría lanzar un nuevo ataque contra Ucrania en "muy poco tiempo", pero que Washington seguirá con la diplomacia mientras pueda, pese a no estar seguro de lo que Moscú quiere realmente.

La caída del dólar abarató el lingote para los inversores con otras divisas, mientras que el retroceso de los rendimientos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años desde un máximo de dos años también impulsó la demanda del metal.

El aumento de las tasas tiende a reducir el atractivo del lingote, que no devenga intereses.

Temas

Dejá tu comentario