S&P Merval cortó racha positiva, cayeron bonos, y Riesgo País se afirmó sobre los 1.600 puntos

Finanzas

El índice líder de BYMA bajó ligeramente un 0,1%, a 77.578,9 unidades, tras ganar un 4,7% en las 5 jornadas previas. A su vez, los bonos en dólares cedieron hasta 1,4%, en un contexto de operaciones modestas por las dudas económicas para el corto y mediano plazo, de cara a los comicios legislativos de noviembre.

Condicionado por caídas generalizadas en el mundo, salvo en el petróleo, el mercado financiero local cerró con tendencia negativa este lunes, en un contexto de operaciones modestas por las dudas económicas para el corto y mediano plazo luego de que el oficialismo fuera derrotado en las elecciones primarias, de cara a los comicios legislativos de noviembre.

El contexto externo jugó de manera desfavorable para la bolsa porteña dada la crisis del gigante inmobiliario chino Evergrande, las dudas sobre los próximos pasos de la Reserva Federal en cuanto a su política de estímulos, datos de empleo estadounidenses, junto con las fallas de varias aplicaciones de redes sociales, pertenecientes a Facebook.

Bajo este escenario, el índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) cortó una racha de cinco subas en fila, al bajar ligeramente un 0,1%, a 77.578,9 unidades, tras ganar un 4,7% la semana pasada.

Los retrocesos fueron protagonizados por las acciones de Central Puerto (-2,1%); Ternium (-1,8%); Banco BBVA (-1,8%); Banco Macro (-1,7%); y Loma Negra (-1,6%). En sentido contrario, las alzas fueron anotadas por Transener (6,1%); Cresud (2,3%); Transportadora de Gas del Sur (4,1%); Cablevisión (2,9%); y Pampa Energía (2,3%).

En tanto, YPF subió un 1,2% luego que el petróleo tocara máximos de hasta 7 años, luego de que la Opep+ mantuviera sin cambios su calendario de aumento progresivo de producción, algo que no esperaba el mercado.

Así, el precio del barril de West Texas Intermediate (WTI) alcanzó durante la jornada 78,38 dólares en Nueva York, un máximo desde el 10 de noviembre de 2014. El barril cerró en alza de 2,3%, por debajo de su pico de la jornada, en 77,62 dólares. A su vez, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en diciembre alcanzó 82 dólares, un máximo desde el 11 de octubre de 2018, antes de pararse en los 81,26 dólares al cierre, con ganancia de 2,5%.

El volumen operado en acciones rebotó 21,1% hasta los $881,4 millones, representando apenas el 23,2% del total negociado en renta variable (los Cedears registraron un volumen menor a los $3.000 millones).

En Wall Street, por su parte, los papeles de compañías argentinas terminaron la sesión con mayoría de rojos, entre los que se destacaron Mercadolibre (-4,5%); Despegar (-3,2%); Banco Macro (-3,1%); Globant (-2,6%); y Edenor (-2,5%). En tanto que las ganancias correspondieron a IRSA Propiedades Comerciales (+5,2%); Vista (+5%); Cresud (+4,7%); Transportadora Gas del Sur (+4,4%); YPF (+1,1%); Pampa Energía (+0,8%).

"Hay varios factores que se muestran negativos para la plaza local, porque más allá de la compleja situación política del Gobierno frente a las elecciones, los parámetros externos tampoco ayudan y todo esto se reflejan en los activos", explicó un analista bancario privado.

La derrota del Gobierno en las primarias de septiembre sumieron al Gabinete del presidente Alberto Fernández en una crisis política que derivó en cambios de ministros y mayores gastos fiscales.

Paralelamente, la crisis del gigante inmobiliario chino Evergrande y las dudas sobre los próximos pasos de la Reserva Federal estadounidense en cuanto a su política de estímulos afectaron las plazas externas.

Apple, Microsoft, Amazon y Alphabet, las cuatro empresas más valiosas del mercado bursátil estadounidense, cayeron más de un 2% cada una. Facebook, la quinta más valiosa, se desplomó casi 5% después de que su aplicación y su plataforma para compartir fotos, Instagram, dejaron de funcionar.

"Para las grandes tecnológicas, esto es algo a corto y medio plazo, parte de un proceso de corrección. Las tasas eran claramente demasiado bajas, debido en gran parte a las políticas de los bancos centrales, y ahora, a medida que los inversores anticipan la retirada de esas políticas, los tipos se acercan a su valor real", dijo Jack Ablin, director de inversiones de Cresset Wealth Advisors.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron porque los inversores se preocupaban por la falta de un acuerdo sobre el límite de deuda en el Congreso, mientras esperan los datos de empleo de septiembre, que podrían allanar el camino a la reducción de las compras de activos de la Fed.

Con todo, el Promedio Industrial Dow Jones cayó un 0,9% a 34.005,92 puntos, mientras que el S&P 500 perdió un 1,3% a 4.301,19. El Nasdaq cayó un 2,1% a 14.258,52 puntos.

La excepción de la jornada fue el fabricante de vehículos eléctricos Tesla, que subió casi 1 % después de que informara de unas entregas trimestrales récord que superaron las estimaciones.

Bonos y Riesgo País

En el segmento de renta fija, los bonos nominados en dólares cayeron hasta casi 1,5%, ante lo cual el Riesgo País argentino subió 0,1% a 1.613 unidades. Las bajas fueron lideradas por el Global 2029 (-1,4%); el Global 2030 (-0,6%); y el Bonar 2038 (-0,5%).

En la víspera del canje del bono dólar linked T2V1 (vence el 30 de noviembre), por una canasta de otros similares, pero con vencimientos en 2022 y 2023 (T2V2 y TV23), los títulos que ajustan por devaluación operaron demandados, con buen volumen, sobre todo en el tramo corto que terminó un avance del 0,3% (a los precios de cierre el arbitraje de comprar T2V1 y entrar al canje da una ganancia de entre 0,5% y 0,75%).

Por su parte, el tramo CER volvió a subir, ante las expectativas de un rebote de la inflación tras el 2,5% registrado en agosto. Hubo especial demanda en el Boncer 2023 (TX23) y en el Boncer 2026 (TX26), que treparon un 0,7% en promedio. Las estimaciones de consultoras privadas apuntan a una inflación en torno al 2,7/2,8% mensual hasta noviembre.

Dejá tu comentario