Monedas de la región bajaron tras derrumbe de la lira por la crisis en Turquía

Finanzas

Las monedas de América Latina exhibieron pérdidas como efecto secundario del inesperado reemplazo por parte del presidente Turco, Tayyip Erdogan del gobernador del Banco Central.

La lira turca se depreció bruscamente y se interrumpieron las operaciones en la Bolsa de Estambul el lunes, después de que el presidente Recep Tayyip Erdogan destituyera por sorpresa al gobernador del Banco Central. La moneda se desplomó casi un 15% frente al dólar.

La Bolsa de Estambul también se vio afectada y las cotizaciones se suspendieron dos veces por la mañana tras una caída superior al 6% del índice principal, en aplicación de un mecanismo que prevé una interrupción en caso de fuertes fluctuaciones.

Con el nombramiento de Sahap Kavcioglu, un exbanquero y legislador del partido gobernante, es la tercera vez desde mediados de 2019 que Erdogan echa abruptamente a un jefe del Banco Central.

"Un nuevo capítulo de interferencia del gobierno en las decisiones de política monetaria devuelve impaciencia sobre la lira y la estabilidad de los activos turcos, que se traslada con fuerza a la prudencia de los inversores sobre otros mercados emergentes", dijo Monex Europe en una nota.

El peso mexicano cotizaba al cierre en 20,5800 por dólar, con una pérdida de un 0,42% frente a los 20,4930 del precio de referencia de Reuters del viernes. El real brasileño se depreció un 0,64%, a 5,51 unidades por dólar, mientras que el índice Bovespa de la bolsa cayó un 0,88%, a 115.201 unidades.

En Argentina, el peso cayó un 0,23%, a 91,57 unidades por dólar en depreciación regulada por el banco central, al tiempo que el índice Merval de la bolsa de Buenos Aires se recuperó de pérdidas iniciales y cerró con un alza de un 0,43%, a 49.185,87 unidades.

El peso chileno se depreció un marginal 0,11%, a 716,80/717,10 unidades por dólar, en una jornada de alta volatilidad producto de las compras diarias de divisas que realiza el Banco Central para aumentar sus reservas. En tanto, el principal índice de la Bolsa de Santiago, el IPSA, bajó un 0,48%, a 4.831,62 puntos.

La moneda peruana borró pérdidas iniciales y cerró con un alza marginal de un 0,05%, a 3,712/3,714 unidades, con intervención del Banco Central en medio del nerviosismo ante las próximas elecciones generales de abril, al tiempo que el índice selectivo de la bolsa peruana cayó un 1,05%, a 582.62 puntos.

Dejá tu comentario