13 de agosto 2023 - 00:00

Un mercado volátil, atento a las PASO

Las posibilidades de inversión en la Argentina se abren y se diversifican a partir del resultado de las PASO.

Las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias se realizan el 13 de agosto en Argentina.
Las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias se realizan el 13 de agosto en Argentina.

Estás últimas semanas, la ansiedad y el temor de los inversores a lo que pudiera ocurrir en las PASO se hizo sentir en el mercado de capitales. No obstante, no nos debe sorprender, en un marco en donde la incertidumbre de cualquier período electoral es alta.

De hecho, la primera pregunta que generalmente se hace el inversor ante cada elección -y que más de una vez no es fácil de responder-, es qué resultado están hoy descontado los precios de las acciones y los bonos.

¿Es posible que el mercado esté priceando un resultado similar a las tendencias que muestran las últimas encuestas? ¿Si la tendencia se respeta, pero el diferencial es mayor o menor al promedio, dónde estoy mejor posicionado? ¿Cuál será la reacción del lunes a ese resultado?... ¿Y la transición a octubre?

Incluso quizás debemos ir un poco más atrás, y entender que las encuestas tampoco son un punto de partida indiscutible. Es claro que estos relevamientos fallaron en las últimas elecciones presidenciales (siendo el caso de las PASO 2019 el que tuvo las mayores repercusiones) y en sufragios realizados en otros países. Sin embargo, es real que continúan siendo una de las pocas referencias disponibles para tener una sensación de la evolución de la opinión pública.

En concreto, muchas son las preguntas y pocas por ahora las certezas. El lunes el escenario comenzará a despejarse, pero nada impedirá que los próximos meses se mantengan quizás marcados por una alta volatilidad.

Pero planteemos algunos escenarios, y sus probabilidades. Un eventual triunfo de Juntos por el Cambio, con una cierta diferencia, podría estar parcialmente descontado en los activos. El punto relevante acá -y como mencionamos arriba- es cuál sería esa diferencia: cuanto mayor sea a su favor, los precios podrían tener un mayor recorrido alcista.

En tanto que, si ese diferencial es chico o no existiera (al no ser quizás el escenario más descontado), el mercado podría verse presionado a la baja en el corto plazo.

Por otro lado, el escenario de un triunfo de La Libertad Avanza despierta mayor incertidumbre en el mercado. Aun siendo uno de los pocos partidos que presentó una propuesta de política económica, el grado de implementación y el apoyo político para llevarla a cabo siguen siendo una incógnita. Por lo que, la reacción de corto plazo de los precios podría también ser negativa.

En cambio, si el oficialismo se muestra competitivo y no hay grandes diferencias con Juntos por el Cambio, el dólar oficial podría mantenerse con el ritmo de devaluación actual.

Más allá de esto, es importante remarcar que el impacto final en los precios de los activos financieros (incluyendo el dólar, con lógica, entre ellos) dependerá del resultado no sólo de un partido, sino de las diferencias que se marquen. Por ende, si bien una primera reacción la tendremos seguro el lunes, con el correr de los días (y entendiendo que el camino a octubre será largo) las estrategias recomendadas según el perfil de cada inversor podrá ir cambiando.

De hecho, la sugerencia de una gestión dinámica o activa, en esta coyuntura, es clave para una cartera de inversiones. En conclusión, conocer nuestro nivel de tolerancia al riesgo antes de tomar cualquier decisión es relevante, y en especial es importante lograr controlar nuestras emociones y tomar decisiones basadas en la racionalidad y con una objetivo claro de largo plazo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar