Wall Street sufrió su tercera baja consecutiva por los temores a posible recesión

Finanzas

Las proyecciones del banco central estadounidense para el crecimiento económico publicadas el miércoles también fueron llamativas, con una expansión de sólo un 0,2% este año, que se elevará al 1,2% en 2023.

Los principales índices de Wall Street cayeron este jueves 22 de septiembre por temor de los inversores de que el enfoque agresivo de la Reserva Federal de Estados Unidos con sus subas abruptas de tasas para frenar la inflación pueda provocar una recesión. Así acumula una tercera sesión consecutiva de pérdidas.

El Promedio Industrial Dow Jones perdió 0,4%, y se ubicaba en 30.076,68 unidades, mientras que el S&P 500 bajó 0,8%, hasta los 3.757,99. El Nasdaq Composite descendió 1,4%, hasta tocar las 11.066,81 unidades.

Las proyecciones del banco central estadounidense para el crecimiento económico publicadas el miércoles también fueron llamativas, con una expansión de sólo un 0,2% este año, que se elevará al 1,2% en 2023.

El nerviosismo ya estaba presente en el mercado después de que varias empresas -la más recientes FedEx Corp y Ford Motor Co- adelantaron perspectivas nefastas para sus ganancias.

De los 11 principales sectores del S&P, los de consumo suntuario y financieros fueron los que más cayeron.

Las acciones de las empresas tecnológicas y de crecimiento de gran capitalización, como Amazon.com Inc, Tesla Inc y Nvidia Corp cayeron ante un alza a máximo de 11 años de los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense.

Diez de los 11 principales sectores del S&P bajan en las primeras operaciones, liderados por los industriales y los valores de consumo discrecional. En el S&P 500 y en el Nasdaq, las acciones de empresas tecnológicas y de crecimiento de alta capitalización como Apple Inc, Amazon.com Inc, Tesla Inc y Nvidia Corp caían entre un 1% y un 3,6%, cuando los rendimientos del Tesoro estadounidense de referencia alcanzaban un máximo de 11 años.

El sector tecnológico del S&P 500 se desploma más de un 27% en lo que va del año, en comparación con el descenso del 21% del índice S&P 500. Este se encuentra ahora a un 3,3% de su mínimo de mediados de junio, su punto más débil del año.

La suba de la tasa de interés anunciada este miércoles por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, que la llevó a un rango de 3%-3,25%, impacta sobre las expectativas de actividad, dado que encarece el crédito y atrae los fondos hacia los bonos del Tesoro que tocan su máximo. Además, apuntó a que su tipo oficial llegaría a un 4,4% a finales de año y alcanzaría un máximo del 4,6% a finales de 2023, una trayectoria más pronunciada y larga de lo que los mercados habían previsto. Compañías gestoras de inversiones alertaron sobre el posible efecto de la política monetaria de la Fed sobre la actividad.

"La subida de las tasas de interés impuesta el miércoles y el tono más agresivo de la Reserva Federal pesarán sobre las acciones en general y, probablemente, más sobre los sectores sensibles a las tasas", dijo Sam Stovall, estratega jefe de inversiones de CFRA Research y agregó: "Definitivamente veo al mercado tanteando los mínimos de junio y hay una mayor probabilidad de nuevos mínimos, como indica la subida del rendimiento a dos años, y la ampliación de la inversión de la curva de rendimiento a dos y 10 años".

“La Fed subió las tasas de interés en 75 puntos básicos, como se esperaba, y adoptó un tono equilibrado pero agresivo. En realidad, Jackson Hole le robó el protagonismo a esta reunión, ya que Jerome Powell (presidente de la Fed) reiteró en gran medida el tono de su discurso de entonces. La Fed está comprometida con la reducción de la inflación", dijo Andrew Mulliner, jefe de estrategias globales agregadas de Janus Henderson.

"Sin embargo, fueron los puntos los que revelaron el pensamiento de la Fed. Se espera que las tasas se sitúen en un nivel medio del 4% a finales de año (en línea con los mercados), mientras que se prevé que los tipos se mantengan en tasas similares para 2023, antes de descender hacia un punto a largo plazo (sorprendentemente) sin cambios en 2025. Las proyecciones de la Fed sobre el desempleo y el crecimiento parecen optimistas dado el grado de endurecimiento monetario, pero sólo el tiempo dirá hasta qué punto se trata de una ilusión. Los mercados se mantuvieron en promedio relativamente sin cambios, pero se aplanaron bruscamente", agregó Mulliner.

A este escenario se suma que las solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos mostraron una leve suba durante la semana y rompieron los cinco períodos consecutivos de bajas, según reportó la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo. Cerca de 213.000 nuevas personas solicitaron estas prestación, luego de haber sido despedidas. Son 5.000 nuevas solicitudes más que las registradas la semana anterior. Sin embargo, esta cifra se sostiene en niveles mínimos. El presidente de la Fed señaló que una retracción de las condiciones del mercado laboral es uno de los precios a pagar para volver a estabilizar los precios.

Dejá tu comentario