Gobierno convocó para el martes una nueva reunión para destrabar el conflicto portuario

Será la segunda reunión que se dará en el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, con el Gobierno nuevamente como mediador.

El Gobierno convocó para el martes próximo a una nueva reunión entre las cámaras empresariales y los gremios para intentar encontrar una salida al conflicto en los puertos de granos, que ya lleva 18 días.

Al encuentro están citadas las entidades que enrolan a aceiteras y cerealeras, y los tres sindicatos en huelga. Será la segunda reunión que se dará en el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, con el Gobierno nuevamente como mediador.

En un comunicado conjunto, los tres gremios (FTCIODyARA, SOEA y URGARA) que llevan adelante el paro denunciaron la "intransigencia de las patronales agroexportadoras que se niegan a completar la pauta salarial del 2020 y dar un aumento digno para el 2021".

"Pretenden enviar un mensaje para el resto del empresariado y la clase trabajadora: la reactivación que se espera para el 2021 se la quedarán las empresas, en este caso tres o cuatro vivos que forman un oligopolio", denunciaron los sindicatos.

Alertaron que "la salida de la pandemia tan esperada no traerá alivio para las familias que viven de su trabajo, sino que irá a engrosar las ganancias del capital concentrado".

Desde la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) dijeron haber presentado una nueva propuesta paritaria que fue rechazada de inmediato. La propuesta incluye la revisión del 2020, el bono excepcional por la pandemia y el incremento salarial del 2021.

Las cámaras empresariales indicaron que "se propuso que la revisión del año en curso por dos meses sea del 10% (4% en noviembre y 6% en diciembre) que se abonará como suma fija no remunerativa pero que pasaría al básico a partir de enero 2021". Para 2021, se propuso 25% en tres tramos hasta julio (13% enero/ 6% abril / 6% julio).

Los incrementos son no remunerativos con impacto en adicionales y horas extras, y se suman al básico el incremento anterior tras cada aumento. Asimismo, se prevé una revisión salarial en agosto.

La propuesta incluía un bono por la pandemia (por única vez, no remunerativo) de $60.000 en cuotas mensuales. Los sindicatos habían reclamado un bono de $70.000 y otro por la pandemia de $100.000.

En tanto, en las últimas horas se sumó un nuevo conflicto. En un comunicado la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA) alertó sobre la posibilidad de desabastecimiento y paralización del comercio exterior tras las medidas de fuerza iniciadas por el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y Cabotaje Marítimo y el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).

El paro, que tiene lugar desde las 00 horas del sábado 26 de diciembre hasta el próximo lunes a las 7 horas afecta a los remolcadores de maniobra portuaria y paraliza la operación de todos los puertos del país. "Quedaron detenidas las exportaciones e importaciones por vía acuática, el transporte de hidrocarburos y gran parte del tráfico de cabotaje. El sostenimiento de esta medida podría provocar desabastecimiento de combustibles y agravar el aislamiento del comercio exterior del país", indicaron desde FENA.

La raíz del conflicto es la petición gremial de un cambio en el sistema remunerativo de la actividad y una recomposición salarial.

"Es importante señalar que los gremios del sector, desde agosto de 2019, están percibiendo mensualmente como recomposición salarial el 70 % del porcentaje Índice de Precios al Consumidor (INDEC) y periódicamente ajustan el 100% ante lo cual los salarios quedan equiparados con la inflación", señalaron desde la Cámara empresaria.

Dejá tu comentario