Política

Gremios combativos preparan marcha a Plaza de Mayo contra Ganancias (buscan adhesión de la CGT)

Los Moyano y sus aliados del Fresimona y las CTA lanzarán nuevas protestas contra el Gobierno. Se espeta que convoquen a históricos socios en las protestas. La central obrera ante una encrucijada: no quieren exposición pública en medio de la campaña.

En medio de la campaña electoral, los sindicalistas opositores combativos liderados por los Moyano reactivarán la próxima semana la agenda de reclamos al Gobierno nacional con una nueva protesta callejera. Si no obtienen respuestas, no descartan continuar el “plan de lucha” con la convocatoria al séptimo paro nacional.

Fuentes gremiales anticiparon a Ámbito que el martes que viene se reunirá los líderes del Fresimona, la CTA de Hugo Yasky y la Corriente Federal de Trabajadores para anunciar una movilización a Plaza de Mayo contra la retención del Impuesto a las Ganancias al medio aguinaldo de junio. "Es inaceptable que confisquen una parte del ingreso de nuestro país", afirmó Yasky a La Patriada.

Para rellenar de contenido la protesta, este fin de semana se discutirán en charlas privadas otras consignas complementarias. En los sindicatos preocupa la falta de empleo, la pobreza y las intenciones de aplicar una reforma laboral y previsional.

Hugo Moyano tiene motivo propio: "Hemos firmado una paritaria con el sector empresario pero el Gobierno, a través de Dante Sica, no lo quiere homologar. Si no cumplen con la paritaria y el gobierno no la homologa no nos queda otro camino que un paro de transporte".

Del encuentro participarán referentes de Camioneros, el Smata, La Bancaria, los docentes de Ctera, Suteba, Sadop, Udocba y Fedun, los marítimos del SOMU, aeronáuticos, canillitas, curtidores, gráficos, jerárquicos de la energía, judiciales del Sitraju y los estatales de ATE, entre otros. La CTA de Ricardo Peidró, los metalúrgicos, el personal legislativo y los taxistas de Omar Viviani serán invitados.

Los organizadores de la marcha -prometen que será multitudinaria- anticiparon que buscarán sumar a los clásicos aliados en estas andanzas: los movimientos sociales, la Multisectorial 21F, los empresarios pymes y los partidos políticos de la oposición. La proximidad a las PASO podría marginar de las primeras planas a estos últimos, para evitar que se tilde a la movilización de “política electoral”. Pero sin duda lo que desvela a Moyano y compañía es la adhesión de la CGT.

Con Héctor Daer volcado a la campaña de su "amigo personal" Alberto Fernández, el barrionuevista Carlos Acuña se acercó a Roberto Lavagna. Algunos gordos de los gremios de servicios evitan la exposición pública para no quedar en offside ante el oficialismo. Por lo bajo, muchos prefieren la continuidad al cambio, aunque no lo van a decir al micrófono. La figura de Miguel Ángel Pichetto los seduce. Lo mismo ocurre con otros dirigentes del sector de los “independientes”. La mayoría ya cerró paritarias y no estaría condicionado para actuar, pero temen represalias. Incluso, las judiciales. Aunque no se trata de una huelga, la clave -como siempre- será conocer la postura de los sindicatos del transporte, fundamentales para garantizar cualquier tipo de protesta.

Hace un mes la CATT que anima el portuario Juan Carlos Schmid suspendió los paros contra Ganancias los feriados, tras un acuerdo con el Gobierno. Dos ministros nacionales se comprometieron a abrir una mesa de diálogo para analizar el convenio laboral de los transportistas y el cobro del impuesto los días no laborales. Los funcionarios pidieron 60 días para tomar medidas que no afecten a los trabajadores. El plazo vence el jueves 25 de julio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario