6 de noviembre 2022 - 09:11

Aborto en Cañada de Gómez: "Al ver los cuerpitos de las gemelas nos quebramos nosotros y los policías", dijo la fiscal del caso

Santa Fe-Aborto (Nota Central) - Agencia NA

Buenos Aires, 6 noviembre (NA) -- La fiscal Gabriela Lescano, quien investiga el aborto de dos gemelas por parte de una mujer de 36 años en la ciudad santafesina de Cañada de Gómez, reveló que al descubrir los cuerpos de ambas neonatos los policías, ella y los bomberos se quebraron y a varios "se los vio llorar", más allá "del profesionalismo para seguir trabajando y sumar pruebas a la causa".

"Fue todo muy doloroso, más allá que soy fiscal de homicidios hace mucho tiempo esta fue una decisión difícil. Se tuvo que hacer todo con luminol. Una situación muy dura para los operadores, para nosotros. Fuimos muy profesionales, mas allá de lo que nos tocó sentir al ver eso", relató Lescano en declaraciones al programa "Tardes Policiales" por XLFM Radio.

Asimismo, indicó: "Todos los policías, los bomberos y nosotros nos quebramos al ver los cuerpitos. A varios se los vio llorar, porque no dejamos de ser personas, pero a pesar de eso seguimos trabajando para sumar pruebas al legajo. Todos nos quebramos al ver estos dos neonatos tan chiquitos".

"El allanamiento duró una cinco horas, porque no dijo dónde las había enterrado. Se trabajó con unos 60 efectivos policiales, era de noche, rastrillaron los 75 metros cuadrados. Fueron hechos difíciles, dolorosos, porque uno no deja de ser persona", remarcó.

La fiscal imputó a D.L.T., de 36 años, por el delito de "homicidio agravado por ser un descendiente", mientras que al vecino, que es también su amigo, por "coautor", ya que le dio las pastillas con las que abortó entre la semana 30 y la 32, además de que los cuerpos de ambas gemelas aparecieron enterrados en la casa de este sujeto.

Lescano explicó que de la mujer "no hay registro, ni siquiera atención ginecológica, desde el momento del embarazo", al tiempo que señaló que se hizo una búsqueda desde "el inicio de 2021 para ver si algún medico la atendió, si ese embarazo existía, y no había nada de nada, ni siquiera una consulta".

"Ella tiene cinco hijos -son de diferentes padres- y hace más de un año que no los ve. En este caso, tenía todo el apoyo del Estado. Los hospitales quedan a dos o tres cuadras de la gente, son de fácil acceso a la comunidad. No hay forma de no atenderte ni no poder manifestar que querés un aborto. Ella no recurrió a ningún lugar y no dijo que estaba embarazada. Solo se lo confesó a dos amigas, a quienes les expresó su deseo de sacárselos", indicó.

Lescano explicó que si las gemelas respiraron al salir del canal de parto, la imputada se expone a una condena de "prisión perpetua", pero si no respiraron al salir deberá quedar "en libertad".

Para constatar y aclarar esta situación, la trabajadora judicial detalló que deben realizarse "estudios muy específicos" y anticipó que para ello pidió la colaboración "a Rosario y a Buenos Aires".

"Vamos a trabajar con otros fiscales de homicidios de una manera específica para no errarle y determinar si respiraron o no al nacer", precisó.

De todas maneras ante este hecho particular, la fiscal reveló: "Me sentí en el medio de dos leyes como la 27.610 de Aborto y el Código Penal que resultan terriblemente contradictoria en relación a la pena".

Por otra parte, desestimó la responsabilidad oficial en relación a una posible vulnerabilidad por parte de la acusada, ya que para ella "el Estado cubrió todos los espacios posibles".

"No voy a responsabilizar al Estado. Yo trabajo en todo lo que tiene que ver con violencia de género, a la vulnerabilidad de un mujer, de los niños. Pero tenemos opciones. Una primera opción donde la mujer puede decidir abortar y no lo hizo. Puede asistir al hospital, ser cuidada sin pagar un peso, y tampoco ocurrió", sostuvo.

La fiscal añadió que "en septiembre sus amigas se enteraron que estaba embarazada y que ella quiere sacárselo, pero las mujeres confían en que eso no va a ocurrir y le dicen que no haga eso".

"Y al mes, cuando llevaba 30 o 32 semanas de gestación decide tomar pastillas para abortar, con la colaboración necesaria del vecino y amigo", añadió Lescano.

Asimismo, la fiscal reveló: "Tenemos que hacer un montón de estudios y eso es lo que mas duele. La autopsia y otros estudios".

"Ella en una charla con una amiga le confiesa que una de las gemelas era gritona. Además, usó palabras duras con respecto a sacárselas. Lo dijo de manera impactante", precisó.

Detalles de la causa.

La Justicia tiene algunos audios de charlas de la imputada en lo que confiesa haber tomado pastillas para sacarse ambas bebas.

Según la acusación de la fiscal, entre el sábado 29 de octubre y las primeras horas del domingo 30 de octubre pasado, "la acusada provocó la expulsión de dos gemelas neonatas de aproximadamente 30 semanas de gestación para lo que ingirió pastillas con el fin de provocar el aborto".

Asimismo, indicó que "tal acción de aborto se produjo en el baño de la casa donde reside", ubicada sobre la calle Bolívar al 900 de la localidad de Cañada de Gómez, situada a 75 kilómetros al noroeste de Rosario.

Según la investigación, tras el aborto las gemelas fueron enterradas en el patio del domicilio del vecino que esta situado lindero al inmueble en el que vive la mujer.

Para la fiscal, "tales acciones contaron con la colaboración del hombre" quien también fue imputado.

Por último, Lescano aseguró que ella pidió prisión preventiva para ambos por "90 días", pero el juez Álvaro Campos lo convalidó por 45 días.

"Seguramente la Defensoría va a apelar el fallo tomando en cuenta la vulnerabilidad de la gestante basándose en las adicciones. Pero yo trabajé para ver si había violencia de género previamente, por qué optó por esto cuando tenía facilidades para poder abortar antes y ser cuidada. Y no encontré nada que pudiera justificarla", cerró.

GAM

http://www.facebook.com/AgenciaNA

http://twitter.com/NAagencia

NA 06-11-22 08:46:54

Dejá tu comentario

Te puede interesar