Murió el copiloto del avión sanitario que se estrelló en Esquel

Información General

Martín Gamboa tenía quemaduras en más del 60% de su cuerpo. Era copiloto del avión sanitario que viajaba a Esquel para trasladar a Buenos Aires a una niña de tres años con hidrocefalia y patología cardiológica congénita.

Martín Gamboa, el copiloto del avión sanitario que se estrelló cerca del aeropuerto de la ciudad chubutense de Esquel en la noche del martes, murió esta madrugada, informó el director del hospital zonal Sergio Cardozo, con lo que ascienden a tres las víctimas fatales del accidente.

El médico explicó que "Gamboa estaba con más del 60% del cuerpo con quemaduras de tipo B, tenía traumatismo de tórax severo, contusiones de distinto tipo y era realmente un milagro que haya salido con vida del habitáculo" del avión.

El accidente

El avión se estrelló en la noche del martes en cercanías el aeropuerto de Esquel cuando se disponía a aterrizar y en momentos en los que la visibilidad estaba reducida por niebla.

El avión sanitario se había dirigido a Esquel para trasladar a Buenos Aires a una niña de tres años con hidrocefalia y patología cardiológica congénita.

Las otras víctimas fatales del accidente aéreo fueron identificadas como el médico Federico Bassi y el enfermero Patricio Wamsley, mientras que el piloto Mariano La Torre sobrevivió, aunque se encuentra en estado crítico.

La máquina era un Learjet 35, matrícula LV-BXU que había partido del Aeropuerto de San Fernando, el cual se prendió fuego en el momento del impacto.

La Junta de Seguridad en el Transporte (JST), organismo descentralizado en la órbita del Ministerio de Transporte de la Nación, comenzó a investigar las causas del siniestro aéreo.

Una de las circunstancias que se investiga es la responsabilidad de los pilotos y de la Torre de Control de Esquel en intentar un aterrizaje con condiciones meteorológicas adversas por la cerrada niebla que se producía en el lugar, con apenas cien metros de visibilidad.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario