Busca Berlusconi frenar muerte de mujer en coma hace 17 años

Información General

El Gobierno italiano suma un movimiento más para evitar que se cumpla la sentencia del Tribunal de Milán, confirmada por la Corte, que autoriza a la familia de Eluana a suspenderle la alimentación e hidratación artificial.

La posibilidad que estudia el Ejecutivo de Berlusconi sería la aprobación como decreto urgente de la ley sobre la introducción del testamento vital, que estos días se discute en las comisiones parlamentarias.

La fiscalía de Udine, donde se encuentra la clínica que acoge a Eluana, convocó a los responsables del equipo médico encargado de su desconexión, quienes ya detallaron el protocolo que seguirán para evitar posibles denuncias.

Según los medios italianos la apertura de un expediente por parte de la fiscalía es un acto obligatorio para comprobar si el centro médico está capacitado para cumplir la sentencia.

Eulana se encuentra desde el pasado martes en la clínica La Quiete de Udine, atendida por médicos voluntarios que accedieron a deconectarla.

En los próximos días los facultativos detendrán progresivamente la alimentación que la mantiene viva y según su neurólogo, Carlos Alberto Defanti, la muerte debería llegarle en tres semanas.

El padre de Eluana, Beppino Englaro, declaró el pasado martes que creía inevitable que "la gente vocifere", en alusión a las protestas contra la decisión del Supremo por parte de un sector de la sociedad italiana.

El Vaticano y la Iglesia católica italiana criticaron duramente la decisión, a la que consideraron un "abominable asesinato".

El cardenal mexicano Javier Lozano Barragán pidió al Gobierno que "detenga la mano asesina", y Alfredo Mantovano, secretario de Estado de Interior, calificó la historia de Eluana como "la primera condena a muerte vista en Italia desde 1948".

Dejá tu comentario