En medio del desabastecimiento, detienen a un hombre con 11.500 atados de cigarrillos de contrabando

Información General

En una inspección vehicular en Avellaneda, la Policía de la Ciudad incautó un cargamento con cigarrillos que no se producen en el país.

Un joven de 25 años fue detenido en el barrio porteño de Parque Avellaneda cuando transportaba en un vehículo destinado al traslado de alimentos unos 11.500 atados de cigarrillos de contrabando valuados en casi un millón de pesos, en medio de reclamos de desabastecimiento de este producto por la cuarentena.

El procedimiento estuvo a cargo de policías del Destacamento de Autopistas, quienes realizaban un control poblacional en el peaje Dellepiane y detuvieron la marcha de una Renault Kangoo, informaron fuentes de la Policía de la Ciudad.

El conductor carecía de cédula azul para manejar aunque tenía permiso para transportar solo alimentos en el marco de las restricciones para circular durante el aislamiento preventivo.

Al inspeccionar el vehículo, los efectivos descubrieron doce bultos, los cuales contenían un total de 1.150 cartones de cigarrillos -11.500 atados- de marca Eiffel que no se producen en el país e ingresaron contrabando. Fueron valuados en 946.200 pesos.

El conductor de la Kangoo fue detenido por orden del Juzgado en lo Penal y Económico 5, que inició actuaciones por infracción a la "Ley de Delitos contra el contrabando y delitos contra la Salud Pública" y desobediencia a los artículos 205 y 239 por violación de la cuarentena.

Este operativo se realizó en momentos en que las tabacaleras del país no están produciendo, debido a las restricciones de la cuarentena, por lo que hay una falta de cigarrillos en el mercado interno.

En este sentido, el secretario general de la Federación de Obreros de la Industria del Tabaco, Juan Martini, expresó su "preocupación" ante "la inactividad industrial" por la que atraviesa el sector y denunció "la creciente venta de cigarrillos truchos".

"Si las fábricas no producen es imposible abastecer el mercado. Ya es evidente esa realidad por la ausencia de stock de las empresas, lo que pone en riesgo las fuentes laborales. En los últimos meses hubo casi mil cesantías", enfatizó.

cigarrillos de contrabando.jpg

Para el dirigente sindical, esa situación genera "pérdidas económicas millonarias" para el Estado por "la no recaudación de impuestos al tabaco, ya que el 80 por ciento del valor de cada paquete del producto es impuesto", puntualizó.

Las dos grandes empresas industriales en el país son Massalin Particulares y British American Tobacco, que emplean a casi un millar de trabajadores y fabrican más de 1.500 millones de atados por año.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario