Ciudad esperará a tener 70% de vacunados para dejar la obligatoriedad del barbijo

Información General

El Jefe porteño tiene pautado, en un Plan de vuelta a la normalidad, el uso no obligatorio de los tapabocas al aire libre. Se anticipó Nación.

En el día en que María Eugenia Vidal comenzó su campaña hacia las generales de noviembre, el barbijo se interpuso en la pelea electoral. El Gobierno porteño, en principio rechaza, dentro de todas las medidas anunciadas por el Gobierno, el uso no obligatorio del barbijo al aire libre, a partir del 1 de octubre, hasta no conocer los datos epidemiológicos que sustenten la medida. Una curiosidad en la administración de Horacio Rodríguez Larreta, quien viene marcando un "aperturismo" anticipado en general desde que se inició la pandemia.

En julio pasado, Larreta presentó un "Plan para retomar de manera gradual y progresiva la normalidad", que dividió en 6 etapas que se irían renovando cada quince días. La primera, comenzó en aquel momento y en la actualidad la Ciudad de Buenos Aires, de acuerdo a su propio proyecto, se encuentra en la Etapa 3, con algo de la etapa 4 en lo que se refiere a los aforos. Esa etapa 4, que debería comenzar a fin de mes detalla que: "se va a poder dejar de usar progresivamente el tapabocas: solo va a ser obligatorio en espacios cerrados y en el transporte público".

En el mismo período se contempla que el transporte público va a estar abierto al público en general y se levanta el aforo en la red de subtes; los comercios van a trabajar sin restricciones, con protocolos (prácticamente ya sucede); los encuentros tanto en el espacio público como en casas serán sin restricciones y con protocolos y las actividades nocturnas van a dejar de tener restricciones de horarios y van a poder aumentar su capacidad al 80% al aire libre y al 50% al interior.

El Gobierno porteño quiere esperar hasta fin de mes para definir si concilia su propuesta con la anunciada por Nación, que es igual.

Es correcto

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, explicó la situación. Dijo que considera que hay que continuar con el uso del barbijo "un poco más" hasta alcanzar el 70 % de la población vacunada con dos dosis, pero consideró que "el sentido de las medidas que Nación comunicó es el correcto".

"Nosotros venimos proponiendo un plan progresivo y planificado de aperturas de seis etapas. Hoy estamos en la cuarta", dijo el ministro acerca de la flexibilización de medidas de prevención ante la pandemia y que "en esa progresión todavía no es momento de quitar el barbijo".

"Lo que está haciendo el Gobierno nacional es guiar un conjunto de pautas posibles y transferirle a las provincias y cada una de ellas decide cuáles toma y cuáles no. Me parece que a veces se intenta buscar una grieta donde en realidad no es tal", reflexionó Quirós ante las radios.

Sobre la situación epidemiológica en la Ciudad dijo que "la foto de hoy es una de las mejores fotos de toda la serie por el número de casos, de internados, de fallecidos".

"Por otro lado, sabemos que la variante Delta está presente y que en otros países del mundo ha progresado y provocado nuevos contagios, y dependiendo de la situación de la vacunación ha generado más o menos daño", advirtió el ministro.

Vacunación

Quirós explicó entonces que "en espacios abiertos naturalmente la contagiosidad es mucho menor y sabemos que es menos peligroso. Pero en la Ciudad pretendemos llegar al 70% de la población con dos dosis antes de tomar medidas que luego se amplifican".

El ministro afirmó que este miércoles se alcanzará "el 60% de los porteños con dos dosis aplicadas" y que en "unos diez días se logrará un hito muy grande de vacunación que han alcanzado pocos países del mundo, que es llegar al 70% de toda la población vacunada".

Larreta, había sostenido que la medida del Gobierno nacional “sigue la línea que venimos tomando hace semanas”, pero por ahora estará en espera.

Dejá tu comentario