El expadrastro de Tomás negó ante el fiscal ser el autor del asesinato

Información General

Adalberto Cuello, ex padrastro de Tomás Santillán, negó haber participado del crimen del nene de 9 años durante la declaración que le tomó el fiscal de Junín, Javier Ochoaizpuro, aunque igual seguirá detenido.

Cuello se presentó ante Ochoaizpuro, a las 12:30 y rechazó las imputaciones que lo vinculan al crimen del pequeño, ocurrido en el partido bonaerense de Lincoln.

De acuerdo con el comunicado expedido por la fiscalía de Junín, el principal sospechoso "negó su participación en el hecho" y por el momento seguirá preso en esa ciudad.

"En el transcurso de la diligencia el imputado negó su participación en el hecho (.) aguardándose el resultado de las pericias ordenadas. Se encuentra en curso el plazo previsto de la solicitud de prisión preventiva y el imputado permanecerá alojado en la alcaidía penitenciaria número 49 de la ciudad de Junín", precisó el enunciado.

Según fuentes judiciales, Cuello reiteró lo mismo que le dijo a la Policía ni bien desapareció su ex hijastro.

En ese sentido, sostuvo que ese día había ido a la casa de un amigo apodado "Lechuza" a pedirle dinero, pero como no lo encontró, regresó a su vivienda, usó la computadora y permaneció con su novia.

Justamente, su actual pareja indicó en su testimonio como testigo que estuvo con Cuello, por lo que se espera que el fiscal la cite en las próximas horas para ver si confirma esos dichos y si otras personas lo pueden corroborar.

El acusado llegó a las 10:00 la fiscalía de Junín bajo una fuerte custodia policial, mientras un montón de personas se juntaron en el lugar para pedir justicia por Tomás.

Fue así que un grupo de personas increpó al padre de Cuello cuando llegaba a la fiscalía, por lo que tuvo que intervenir la Policía

El fiscal pidió el viernes la detención del hombre de 36 años, demorado el jueves tras el hallazgo del cuerpo de Tomás en un campo de Lincoln.

Según la autopsia realizada horas después en el Hospital Interzonal General de Agudos de Junín, la causa de la muerte de Tomas fue "un paro cardiorespiratorio traumático a consecuencia de politraumatismos; traumatismo craneoencefálico; fracturas con hundimiento de ambas zonas laterales de cráneo (fractura de base de cráneo en bisagra) producidas con un elemento contundente y romo", tal cual se informó oficialmente.

Por lo pronto, el fiscal Ochoaizpuro imputó a Cuello el delito de "homicidio agravado por ensañamiento y alevosía".

La detención se dio, además, luego de que la madre de Tomás, Susana Santillán declarara que Cuello culpaba al nene de la separación, sufrida hace unos meses.

Los investigadores tomaron este hecho como otro claro indicio del odio que Cuello le tenía a Tomás porque lo responsabilizaba de su separación.

Otro dato que aportó la madre es que unos días antes de la desaparición de Tomás, Cuello le pidió prestado un cuchillo que ella guardaba como un recuerdo de su padre.

La mujer declaró que se negó a prestárselo y que ahora cree que quizás Cuello planeaba asesinar a su hijo Tomás con ese cuchillo de gran valor sentimental para la familia.

Uno de los tíos del pequeño, de nombre Guillermo, reveló que el chico temblaba cuando lo veía a Cuello y graficó que era "como ver al diablo".

Asimismo, otros tres testigos aseguraron que en alguna oportunidad escucharon a Cuello decir que lo iba a matar y "que le iba a pegar a la mamá donde más le dolía".

Los investigadores investigan varias pistas, entre ellas los seis automóviles secuestrados -uno pertenece a la actual novia del imputado- y analiza el facebook del acusado, ya que en el momento de la desaparición de Tomás, su ex padrastro subía dos fotos a su perfil en esa red social.

Dejá tu comentario