5 anécdotas de Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo

Información General

Desde el colegio tenía la iniciativa de emprender negocios. Era un exitoso ejecutivo de Wall Street, hasta que dejó todo por un proyecto, llamado Amazon.

Jeff Bezos es tan rico, que se divorció de Mackenzie Scott hace unos pocos años, y aún sigue siendo la persona más acaudalada del planeta. Por eso siempre es interesante saber cómo fue la vida de este hombre de negocios, hasta llegar a la cima del mundo de los negocios.

Una situación familiar complicada

Jeff Bezos nació en Albuquerque (Nuevo México, Estados Unidos) cuando su madre tenía apenas 17 años. Su padre biológico, Ted Jorgensen, era un artista de circo que no supo que guardaba parentesco con el fundador de Amazon hasta que este fue adulto. Cuando se conocieron, Bezos aseguró «no guardarle ningún rencor» y ambos tuvieron una relación cordial hasta su muerte en 2015.

Así, el emprendedor debe su apellido a Miguel Bezos, un inmigrante cubano que se casó con su madre cuando Jeff Bezos aún era niño, y que le crio como si se tratara de su propio hijo.

Trabajó en un McDonald’s

Uno de los primeros empleos de Jeff Bezos fue similar al de muchos estudiantes estadounidenses. El fundador de Amazon comenzó su vida laboral durante un verano mientras aún iba al instituto, trabajando como camarero en un McDonald’s.

Con el dinero que obtuvo de esta experiencia, Bezos montó su primera empresa junto a su novia de entonces, Dream Institute. Se trataba de un campamento de verano con clases de refuerzo, que apenas tuvo seis clientes durante su corta vida.

Wall Street fue su primera experiencia laboral completa

Después de finalizar sus estudios de ingeniería e informática, Jeff Bezos comenzó a trabajar en Wall Street para diferentes firmas de inversión. Su talento no pasó inadvertido en la época, y llego a ser vicepresidente de D.E. Shaw, una compañía de Manhattan dedicada a las finanzas, hasta que decidió dejarlo todo y dedicarse en cuerpo y alma a crear lo que hoy es Amazon (entonces fue Cadabra.com).

Piensa que el ser humano es vago por naturaleza

Una de las grandes claves del éxito de Jeff Bezos es también una de sus principales convicciones vitales. El emprendedor piensa que todo el mundo es “inherentemente vago”, por lo que el modelo de negocio de Amazon siempre ha estado enfocado a que el cliente tenga que trabajar lo menos posible.

Sin embargo, esta idea también le ha traído algunos problemas derivados de la presión que pone en sus empleados, que en ocasiones se han quejado de sufrir demasiada en favor de los resultados, aunque no siempre fueran alcanzables.

Un emprendedor excéntrico

Si algo define a los grandes emprendedores suele ser su excentricidad. Sus “locas” ideas suelen transformar el mercado, pero también marcan sus vidas personales. El caso de Jeff Bezos no es una excepción. El fundador de Amazon lleva una vida algo disparatada, con compras que se escapan al resto de mortales, como un yate cuya factura de mantenimiento ronda los 60 millones de dólares anuales.

Además, el fundador de Amazon es un apasionado de la leche de vaca, sobre la que ha escrito varias reseñas en su marketplace, y un aficionado a probar nuevas comidas, como insectos o iguanas.

Dejá tu comentario