La madre de Hilda Molina llegó a la Argentina y se reencontró con su familia

Información General

Hilda Morejón, madre de la médica cubana disidente Hilda Molina, llegó anoche a la Argentina para visitar a su nieto y conocer a sus dos bisnietos, luego de que el Gobierno de ese país, encabezado por Raúl Castro, le concediera la autorización para abandonar la isla.

La mujer, de 89 años, emprendió el viaje este sábado al mediodía y arribó al aeropuerto de Ezeiza cerca de la hora 22:00 donde agradeció al pueblo argentino y a la prensa por colaborar en su "liberación".

La mujer dijo que lo primero que quiere hacer en el país es descansar y curarse el corazón porque lo tiene "bastante mal" y agregó que estaba "muy emocionada por los niños tan maravillosos" que la recibieron, refiriéndose a sus bisnietos.

La octogenaria agradeció a la embajada argentina en Cuba por las gestiones realizadas para que ella pueda pisar suelo argentino después de 14 años de prohibición por parte del régimen castrista.

Morejón partió desde Cuba acompañada por Verónica Scarpati, nuera de la científica disidente, quien había viajado a la isla para interiorizarse sobre los cuidados que requería su salud.

Luego de encontrarse y realizar declaraciones con la prensa, la mujer -que se traslada en una silla de ruedas por su deteriorado de salud- fue llevada a la casa de su nieto donde residirá durante su estadía en la Argentina.

En tanto, la médica Hilda Molina, se refirió a la llegada de su madre y señaló desde Cuba que fue "realmente un milagro".

"Dios me ha hecho un milagro realmente. Tanto le he pedido que mi madre pueda abrazar a mi hijo. Esta noche, mi madre dormirá en los brazos de mi hijo", indicó la doctora en declaraciones formuladas a una señal de cable.

Asimismo, el hijo de la médica celebró el viaje de Morejón, y señaló que su familia sigue a la espera de que su madre también obtenga la autorización para salir de la isla.

"Es como dijo Raúl Castro en su discurso, que iba a ir revisando las situaciones exageradas" de personas impedidas de abandonar el país, explicó Quiñones en relación a la situación de su madre.

"Este viaje era una prioridad desesperada de la familia, por la edad de ella. Aunque yo me quede aquí, para mí será una enorme alegría que ella pueda ir a la Argentina", había resaltado Hilda Molina al enterarse de que su madre podría viajar a la Argentina.

El miércoles pasado, el gobierno de Cuba le hbía entregado el pasaporte a Morejón Serantes, dándole luz verde para poder emprender el viaje al país, donde residen su nieto y sus dos bisnietos, a quienes no conocía.

Este caso había tensado las relaciones bilaterales, luego de que el Gobierno de Néstor Kirchner y más tarde el de Cristina Fernández, encararan las negociaciones tendientes a satisfacer el pedido de la médica opositora al régimen cubano y su madre y realizaran numerosas solicitudes al Gobierno de la isla, negadas por el entonces presidente Fidel Castro.

Dejá tu comentario