La tanga cumple 30 años

Información General

La tanga, la más diminuta de las prendas que se usa como ropa íntima pero también en las playas, cumple sus primeros 30 años de vida.

Fue, en efecto, en el verano boreal de 1981, cuando Frederick Mellinger, bajo la marca californiana Frederick's of Hollywood, lanzó un micro-slip inspirado en un traje de baño ya popular desde hacía diez años en las playas brasileñas.

"No imaginaba entonces que iba a convertirse en un fenómeno comercial y de vestimenta", dijo tiempo después el creador en una entrevista.

También fue en un cálido verano, pero una década antes y en el otro hemisferio, cuando Rose Di Primo, modelo carioca, recortó un pequeño traje de baño para participar en una fiesta en la legendaria playa de Ipanema.

Según se cuenta, no se sabe si muy consciente, dio así vida a lo que se convirtió en una "bandera" del país: la mínima cobertura playera.

Y no es por casualidad que Brasil continúa hoy la competencia de las bailarinas internacionales para ingresar en el Guinness para superar el récord del traje de baño más breve.

En 1971 Rose di Primo superó además otra barrera: fue la primera brasileña en aparecer desnuda sobre Playboy.

Pero 20 años después anunció que se había hecho monja evangélica.

"Con el relato de mi vida ahora quiero hacer que el diablo se avergence", dijo en aquella ocasión en la que, espectacular aún en el arrepentimiento, dio vida a una confesión pública televisada en vivo.

Igualmente, arrepentidas o no, fueron muchas las mujeres que hicieron de la mínima y transgresora indumentaria un instrumento de seducción.

Y la breve vestimenta continúa todavía hoy provocando escándalo.

Baste recordar, por ejemplo, la polémica reciente que involucró a Natalie Portman.

La actriz para el trailer de "Your Highness" fue censurada, según diversos sitios norteamericanos.

En la primera versión de la promoción, en efecto, la actriz vestía una tanga mientras en la segunda se le añadió un falso slip.

Pero mientras el verano, que adora los chismes, llena sobre todo los sitios de belleza con los centímetros de ropa reducidos al mínimo, sobre las pasarelas los estilistas buscan desde hace algún tiempo invertir la tendencia probando reintroducir no con el castísimo traje de baño entero, sino con el morigerado bikini de los años 50, que cubre no sólo las redondeces posteriores sino también los flancos.

Dejá tu comentario