Mascotas: ¿cómo les afecta el cambio climático?

La contaminación y las altas temperaturas no solo nos afecta a nosotros, sino también a nuestros pequeños animales. Conocé los cuidados a tener en cuenta

Importante tener en cuenta para evitar enfermedades.

Importante tener en cuenta para evitar enfermedades.

Las mascotas son vulnerables a los efectos adversos de temperaturas extremas y estos pueden llevar a golpes de calor, deshidratación y estrés térmico en los animales. Sumado a que también los desajustes en las temperaturas provocan la proliferación de parásitos y modifican sus ritmos fisiológicos.

mascotas.jpg

El calor extremo: un festín para las garrapatas

El nivel térmico es un factor importante para la multiplicación de las colonias de parásitos que afectan a los animales. El calor es un clima favorable para la reproducción de todo tipo de parásitos perjudiciales. En concreto, el cambio climático ha provocado que las pulgas y garrapatas alarguen su periodo de vida y formen grupos más grandes.

Las picaduras de los parásitos no solo pueden resultar molestas a nuestras mascotas, sino que además, pueden transmitirles enfermedades. Una de las más frecuentes, que ya tiene más de 10 años circulando, es la erliquiosis, un parásito de la sangre que transmite la garrapata con su picadura.

garrapata.jpg

Mascotas: ¿cómo detectar si esta infectada por garrapatas?

Los signos de la enfermedad son desgano, dolor muscular y articular, tendencia a las hemorragias, vómitos, etc. En este caso no se habla de síntomas ya que lógicamente no pueden comunicarse y contar lo que les pasa.

Para prevenirlas, debemos evitar que sufran los cambios bruscos de temperatura, sobre todo durante los meses fríos del año. Uno de los métodos más efectivos son las pipetas y los collares, que además de su mortífera acción repelen a los ectoparásitos.

gato.jpg
Mascotas: gatos.

Mascotas: gatos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar