Otra jornada caótica en Aeroparque

Información General

Por segundo día consecutivo, cientos de pasajeros que se aprestaban a viajar a distintos destinos turísticos del país tuvieron que soportar ayer serias dificultades y demoras para abordar sus vuelos, por lo que muchos de ellos debieron pasar varias horas en el hall del Aeroparque metropolitano.

Incluso, se produjeron incidentes y destrozos en mostradores de las empresas que debieron reprogramar algunas partidas y dieron escasas explicaciones a los viajeros; la situación se agravó cuando se informó la cancelación de algunos vuelos que -finalmente- fueron programados para las primeras horas de hoy.

Las cancelaciones y reprogramaciones, que la Fuerza Aérea Argentina adjudicó a problemas operativos de algunas empresas ante el expansivo movimiento turístico, comenzaron ayer en la estación aérea porteña. El inicio de las vacaciones de invierno en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires generó demoras en las operaciones del Aeroparque Jorge Newbery, donde los pasajeros debieron aguardar -en algunos casos varias horas- en el hall de la estación la partida de los vuelos retrasados.

Tirados en el piso o en el mejor de los casos en asientos, los pasajeros esperaron que alguna autoridad les pudiera dar una explicación valedera a los continuos retrasos. El comandante de Regiones Aéreas, José Antonio Alvarez, advirtió que «no todas las empresas que operan en el Aeroparque tienen la misma demora», y aseveró que los retrasos afectan a las que tienen mayor demanda.

Las demoras mencionadas en los vuelos exaltaron en muchos casos a los pasajeros y fueron motivo de incidentes, como el ocurrido el domingo cuando se confirmó la cancelación de un vuelo a minutos de la partida, luego de que los viajeros esperaran por horas subir al avión.

«La mayor demanda y la explosión del turismo han provocado demoras en el aeropuerto metropolitano», admitió el jefe militar. En tanto, voceros de la empresa Aerolíneas Argentinas aseguraron que las demoras se debían a problemas en el sistema de control aéreo y que la situación se iba a normalizar en las próximas horas. Sin embargo, la Fuerza Aérea aclaró ayer que los radares primario y secundario de Ezeiza funcionaban sin problemas y que los inconvenientes de Aeroparque se producían por la «sobreventa de pasajes» por la gran demanda.

Las demoras de los vuelos vienen sucediéndose con regularidad desde que salió de servicio el radar que controlaba el tránsito aéreo.

Dejá tu comentario