22 de octubre 2008 - 00:00

San Isidro: hay cuatro detenidos pero los supuestos asesinos están prófugos

San Isidro: hay cuatro detenidos pero los supuestos asesinos están prófugos
La Justicia habría identificado a los responsables directos del asesinato del ingeniero Ricardo Barrenechea ocurrido ayer en una casa del partido bonaerense de San Isidro pero los sospechosos aún se encuentran prófugos, comunicaron fuentes oficiales.

En un primer momento, se informó extraoficialmente que entre los cuatro detenidos durante los allanamientos llevados a cabo en La Matanza se encontraría él o los autores materiales del crimen, y que el primer sospechoso era un menor, de 15 años.

Sin embargo, esta noche se precisión que si bien los detenidos podrían estar vinculados a la banda, los autores del hecho permanecían prófugos.

Los prófugos integrarían una banda delictiva con base en el partido de La Matanza y cuyo accionar concuerda con la modalidad utilizada en el asalto a la casa del ingeniero, o sea, a través de un "entregador" y con tarjetas magnéticas para la violación de cerraduras que les permite el ingreso a las viviendas.

De esta forma los investigadores descartaron momentaneamente que los asesinos pertenezcan al asentamiento La Cava como se dedujo en primera instancia.

Los detenidos de hoy en el marco de un gigantesco procedimiento realizado en una villa de emergencia del distrito de La Matanza son un menor de 15 años, una mujer de 50 y dos jóvenes de 18 y 20 años, con antecedentes delictivos.

El Subsecretario de Seguridad bonaerense, Carlos Stagnaro, dijo esta tarde que la mujer detenida tendría "íntima relación" con el hecho investigado.

Por otra parte, voceros policiales informaron que el arresto de los adolescentes, uno de ellos sindicado como posible "autor material del crimen", fue llevado a cabo en el marco de al menos nueve allanamientos realizados en la villa denominada "Puerta de Hierro", de la localidad de Isidro Casanova, en la que participaron unos 300 policías.

En medio de un fuerte hermetismo, se supo que en los allanamientos, realizados en una zona de la villa cercana a la intersecciòn de la avenida Crovara y las vías del ferrocarril Belgrano Sur, se habrían secuestrado un arma de fuego calibre 22 y proyectiles calibre 45.

Esos elementos iban a ser peritados para determinar si fueron utilizados en el asalto a la familia Barrenechea, ya que en el caso de los proyectiles el calibre coincide con el que mataron al ingeniero.

El superintendente de Coordinación Operativa de la Policía Bonaerense, comisionado Juan Carlos Paggi, confirmó que "se demoró a varias personas y se secuestraron elementos en relación a la causa durante un allanamiento en La Matanza".

El jefe policial, quien no brindó detalles puntuales sobre el operativo, destacó que "se trabajó sin dormir durante toda la madrugada" para dar con los integrantes del grupo delictivo que además de matar a Barrenechea y herir a un hijo suyo, se supone que cometió varios asaltos en San Isidro, uno de los cuales terminó con un hombre y su mucama baleados, a unas veinte cuadras de la casa del ingeniero.

El comisionado Poggi, en declaraciones a la prensa formuladas esta mañana, explicó que aún continúan las investigaciones y "todos los elementos" que fueron incautados quedaron a disposición de los fiscales intervinientes.

En ese sentido, se pudo determinar que existen otros dos pedidos de capturas contra personas que tendrían vinculación con el crimen del ingeniero.

El ingeniero Barrenechea fue asesinado ayer a la mañana en su domicilio de la calle Perú 725, a metros de la avenida del Libertador, por delincuentes que entraron a su casa a robar.

Uno de los delincuentes, que ingresaron a la vivienda sin forzar las puertas, le efectuó al menos cuatro balazos y también hirió a su hijo, de 18 años.

Los autores del sangriento hecho serían integrantes de un grupo delictivo y tendrían entre 16 y 18 años, que habría cometido al menos otros tres asaltos en un radio de 30 cuadras, con escasa diferencia horaria, en uno de los cuales hirieron a un hombre llamado Germán García, de 71, y a su empleada doméstica de 27.

Paggi admitió que existe una "investigación interna" en torno al papel que cumplió el personal de un patrullero que estuvo apostado cerca del domicilio de Barrenechea en el momento del sangriento asalto.

Por otro lado, ante la información sobre el eventual regreso de Gendarmería Nacional a la custodia de la villa de emergencia La Cava, la más populosa del partido de San Isidro, el comisionado se mostró en acuerdo con esa posibilidad.

"La tarea que venía haciendo Gendarmería era buena y todo lo que sume para la seguridad de los vecinos es muy importante", expresó al respecto.

Finalmente, los efectivos de la Gendarmería Nacional continuarán apostados en la villa de emergencia, tal como lo solicitó el intendente local, Gustavo Posse, quien declaró el "estado de emergencia" por la inseguridad en el distrito.

Si bien aseguró que no querìa polemizar con el intendente, Paggi recordó que en el distrito "no había un homicidio en ocasión de robo desde hace cuatro meses".

Dejá tu comentario

Te puede interesar