Secuestro: banda está desarticulada y sus miembros, identificados

Información General

«La banda que mantuvo secuestrado durante 16 días al joven Ariel Perretta está desarticulada y los prófugos están identificados», afirmó ayer el ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli.

En declaraciones el ministro bonaerense explicó que durante la investigación trabajaron «más de 170 policías» y reconoció que se llegó al lugar en donde estaba retenido el joven a través de un llamado al 911 de la Policía Bonaerense.

En ese sentido, indicó que en primer lugar, cuando llegaron a la zona de Escobar, donde estaba la casilla en la que Perretta estaba retenido, se habían fugado dos de los integrantes de la banda.

En un comentario periodístico, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, comentó que los prófugos «son dos hombres -padre e hijo- a los cuales ya se tiene identificados y por ese motivo se «está intensificando su búsqueda».

Del mismo modo, el gobernador bonaerense adelantó que «ya hay cinco detenidos». Además, reconoció que la forma de actuar de los secuestradores de Perretta tiene mucha relación con el accionar de delincuentes que tuvieron participación en otros hechos anteriores de las mismas características.

Según trascendió ayer, los investigadores sospechan que la banda que secuestró a Perretta está integrada por miembros de segunda línea de los grupos de delincuentes que protagonizaron varios de los resonantes casos de secuestros que se produjeron a principos de la década.

Se sospecha que, en algunos casos, después de cumplir penas menores por esos hechos, los delincuentes abrieron su propio «negocio» y pudieron haber sido los que secuestraron a Iannone, Andreola -por quien cobraron un rescate de 200 mil dólares- y éste de Perretta, por lo que trascendió no hubo pago.

Los dos policías que el último sábado por la noche rescataron a Ariel Perretta de su lugar de cautiverio en una casa de General Pacheco fueron a chequear el domicilio en búsqueda de la informante que llamó al 911 pero no esperaban encontrarse con la víctima en el lugar.

El llamado al 911 fue realizado por una mujer que estaba muy asustada y decía que tenía información sobre el paradero de Perretta. Cuando el operador del 911 le pidió a la mujer anónima dónde podían contactarla la informante dio la dirección exacta de la casa de la calle Caseros en el barrio Las Tunas de General Pacheco, partido de Tigre. Los primeros policías en llegar golpearon las manos y habrían sido atendidos por una chica de 18 años con tres chicos, que se encuentra detenida.

Dejá tu comentario