Según la madre, su expareja culpaba a Tomás de la separación

Información General

La madre de Tomás Dameno Santillán, el niño asesinado en Lincoln, contó a los investigadores que su expareja y ahora único detenido por el crimen, Adalberto Cuello, culpaba al niño de la separación y que devolvió destrozados todos los objetos que pertenecían a la víctima. 

Fuentes policiales revelaron que Susana Santillán declaró en el expediente que este episodio ocurrió cuando se separaron y ella le exigió a Cuello la devolución de sus pertenencias, por lo que su ex pareja le entregó juguetes, osos de peluche y retratos de Tomás destruidos.

Al mismo tiempo, los investigadores continúan con los rastrillajes en chacras de las afueras de la ciudad de Lincoln en busca del palo u objeto con el que fue golpeado el niño en la cabeza.

Además, los pesquisas policiales analizan dos teléfonos celulares que encontraron en poder del expadrastro del niño. Quieren establecer cuáles fueron las llamadas que realizó y recibió el hombre desde las 12 del mismo martes en que desapareció el niño.

Además secuestraron seis automóviles que están siendo peritados para determinar si en alguno de ellos fue asesinada o transportada la víctima. El auto que está en la mira de los investigadores es un Fiat Palio Weekend que pertenece a la actual novia de Cuello y que manejaba con frecuencia el propio acusado.

Peritos de la Policía Científica realizan trabajos periciales en los vehículos en búsqueda de huellas dactilares, cabellos, fibras, manchas hemáticas o cualquier otro elemento que pudiera probar que Tomás haya estado en alguno de esos autos.

Incluso los pesquisas creen que el niño pudo haber sido asesinado en algún vehículo con el que el autor luego trasladó el cadáver hasta el campo donde ayer fue hallado.

Cuello quedó imputado por el delito de "homicidio agravado" y declarará este sábado.

Dejá tu comentario