Suman 6 los detenidos por robo de armas al Ejército

Información General

El armamento robado este mes a un puesto de guardia del Ejército en Campo de Mayo fue hallado hoy durante allanamientos en los partidos bonaerenses de San Miguel y Tres de Febrero, durante los cuales fueron detenidas seis personas y se secuestraron otras armas y munición de guerra.

Fuentes policiales informaron que de tres apresados se sospecha que están vinculados al robo del puesto militar, mientras que el resto fue acusado de la tenencia de municiones de armas de guerra que se encontraron en su poder.

Los voceros policiales y fuentes de la Gendarmería Nacional informaron que se realizaron desde esta mañana una serie de nueve allanamientos en el marco de la causa que se inició por el robo de cinco fusiles FAL calibre 7,62 y una pistola calibre 9 milímetros de Campo de Mayo.

Cinco de los procedimientos se llevaron a cabo en San Miguel donde en una casa ubicada en la calle Gaspar Campos y Azcuénaga fueron detenidos dos hombres y una mujer.

A la vivienda allanada, los efectivos llegaron a las 6 de esta mañana e ingresaron sin que los ocupantes ofrecieran ningún tipo de resistencia, indicaron los voceros consultados. 

Según las fuentes, en esa vivienda se hallaron cinco fusiles FAL, una decena de armas de puño, pistolas y revólveres, de calibres 9 y 11,25, otras 380, revólveres 38 y 357 Magnum, gran cantidad de municiones para estas armas, también unas 300 balas calibre 7,65 y tres chalecos antibala.

"Se allanó el lugar ante la sospecha que allí se podían encontrar los cinco fusiles y la pistola robadas del puesto del Ejército", explicó una fuente de la investigación.

Estos detenidos quedaron a disposición del juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, con intervención de la fiscalía federal a cargo de Paulo Starc, que tienen a cargo la causa por el asalto al puesto militar.

Al parecer, los sospechosos pertenecen a un grupo que se dedicaba a abastecer de armamento para cometer delitos a otros delincuentes.

Los efectivos de la Gendarmería y de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Martín realizaron otros cuatro procedimientos en San Miguel aunque con resultados negativo por lo que siguieron otras pistas.

Como una derivación de la misma causa, allanaron otros cuatro lugares de Villa Pineral donde en horas de la tarde apresaron a otros tres hombres, en cuyo poder se secuestró una gran cantidad de municiones de arma de guerra, señalaron fuentes policiales.

"Estos tres sospechosos están acusados de la tenencia de las municiones y se tratará de establecer si están vinculados a los otros tres detenidos y al hecho que se investiga", sostuvo el pesquisa consultado.

El hecho comenzó el 9 de junio pasado, cuando un grupo de asaltantes le robó el auto al comerciante Santiago Lardit Rocha, de 34 años.

El comerciante relató a la policía que alrededor de las 17 de ese día salió de su casa a hacer compras y cerca de allí, en las avenidas Curtis y Piccione, fue interceptado por tres delincuentes armados.

Los asaltantes lo ataron, lo pasaron al asiento trasero y luego, en el cruce de ruta 201 y avenida Márquez, lo encerraron en el baúl de su vehículo para partir con rumbo desconocido.

Luego escuchó que se agregaban otros hombres y que por los movimientos pensó que estaban cometiendo algún delito.

El robo de las armas se perpetró en el puesto ubicado en la Puerta 4 "Teniente Agnetti", una de las entradas situada en Camino del Buen Ayre y Soler de Campo de Mayo, un sector bastante transitado y donde al momento del hecho había pocos soldados.

Minutos después del robo del armamento, los asaltantes se dirigieron hasta Hurlingham donde abandonaron a Lardit Rocha, luego de robarle un bolso con ropa deportiva y escaparon.

Dejá tu comentario