Alerta en supermercados "gourmet" del barrio chino: cayeron 70% las ventas

Información General

Muchos gastronómicos solían ir para comprar pescado fresco y productos exóticos. También los afecta que no reciben visitantes.

Quien habitualmente ande por el barrio chino de Belgrano, seguro se ha cruzado alguna vez a algún famoso cocinero. Esto se debe a que los supermercados de la zona, suelen ser elegidos por sus productos gourmet, su pescado fresco, sus condimentos orientales, sus hierbas desconocidas, la frescura de sus frutas y verduras. Narda Lepes, Francis Mallmann, Pablo Massey, Dolli Yrigoyen y Donato De Santis, son algunos de los famosos chef que alguna vez confesaron ser asiduos compradores de la zona.

Sin embargo, a hora los supermercados del barrio chino están sufriendo los coletazos de la cuarentena, con importantes pérdidas en ventas, principalmente por el escaso funcionamiento de los restaurantes, sus principales compradores.

“Las ventas cayeron un 70%, los supermercadistas se quejan mucho, algunos hasta se quieren ir. Si bien muchos pudieron sumarse al ATP para pagar los sueldos, están muy complicados”, aseguró Antonio Chang, de la Asociación del Barrio Chino de Buenos Aires. “Algunos comercios lograron arreglar los alquileres, pero otros ya se fueron o están viendo qué hacer”, agregó.

Atrás quedaron las épocas doradas en las que se veían en las góndolas los carritos repletos de salmones, mariscos, ostras, frutas exóticas como pitaias o carambolas, arroces y aceites. Hoy, la zona está tranquila, sin visitantes, con poco movimiento en los supermercados y solo funcionan los esenciales como verdulerías, ópticas y panaderías.

“Los supermercados grandes del barrio chino son minoristas y mayoristas, pero sobretodo son proveedores de insumos para restaurantes, comida fusión y gastronomía en general, por lo que tuvieron una caída en las ventas de entre un 70 y un 80%”, explicó Miguel Calvete director de la Federación de Supermercados Chinos (FESACH) y presidente del Instituto de Estudio de Consumo Masivo (INDECOM). “Más allá de aquel veranito a fines de marzo en el que la gente hacía compras por stockeo, hoy se hace compra por reposición y ello llevó a que algunos supermercados chinos cerraran o redujeran el horario de atención”, agregó.

Lo que sucede en este barrio oriental de la Ciudad de Buenos Aires, es un denominador común en toda la capital. Pero también, lo es con otro barrios chinos del mundo. Los supermercados y restaurantes debieron adaptarse a una modalidad que hasta ahora no habían experimentado: el eccomerce y el delivery mediante aplicaciones. De acuerdo a información publicada por el New York Times, previo a la pandemia sólo un 38% de los comercios del chinatown neoyorkino tenían presencia online, en comparación al 70% en otros barrios de la ciudad. En Buenos Aires, los comercios del barrio también tuvieron que lanzar canales online o ventas por WhatsApp, cuando antes ni existía.

Mientras tanto, los restaurantes y supermercados de la calle Arribeños y sus alrededores buscan la manera de sobrevivir y salir a flote para que el barrio no pierda su atractivo. Por ahora, se confirmó el cierre de históricos restaurantes como Hong Kong Style, Todos contentos y Dragón porteño, mientras se tambalean entre el cierre y su futura apertura dos clásicos como Palitos y Los manjares.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario