Trasladaron a los pasajeros del tren varado en Chacharí

Información General

Un tren de pasajeros que partió de Bahía Blanca permaneció varado durante horas en la estación Cacharí, a 300 kilómetros de la Capital Federal, porque se le rompió la locomotora, y tardó 19 horas en llegar hoy a Constitución, sin comida ni bebida.

Al arribar con siete horas de retraso, los pasajeros que partieron ayer a las 19 discutieron con empleados de la empresa Ferrobaires, según indicó la policía de ese lugar.

Entre la indignación y el frío, los 340 pasajeros a bordo de la formación que estuvo unas siete horas detenida en la ciudad de Cacharí hasta que fue remolcada por una nueva locomotora, que envió la empresa para continuar su viaje, arribaron hambrientos a la estación a las 16.10.

La empresa, que reemplazó la máquina defectuosa a las 10.30 -el tren tenía programada su llegada a las 9-, había prometido públicamente que, antes de llegar a destino, harían una parada técnica en la ciudad de Las Flores para ofrecer al pasaje una vianda con un refrigerio.

Según contó Antonio Moyano, que acompañaba a su mujer a una consulta médica con un oftalmólogo porteño que debía tener lugar este mediodía, "la parada se hizo, pero no dieron comida ni agua", lo que sumó a quejas por el pésimo estado de los vagones.

Como su mujer y decenas de pasajeros, no se cansó de repetir que "esta locomotora (la que llegó a Constitución) no es la nuestra, que quedó en Bahía Blanca, porque se la dieron a otro tren que iba para allá demorado. La nuestra llevaba una buena velocidad, sobre todo después de pasar por Azul".

Fuentes policiales de Cacharí indicaron que la locomotora, con seis vagones, se rompió a las 3, cuando el tren tomó el cruce de vías para dar paso a un carguero de la empresa Ferrosur, que siguió su camino.

Ese fue otro motivo de enojo para los viajeros, que denunciaron que "la prioridad de la empresa es la carga, no el `material humano`, por eso nos corrieron de las vías para que pasen los cargueros, y en una de esas corridas nos cambiaron la locomotora por la del tren que iba a Bahía", explicó Juan Milanesio, bahiense.

Desde la empresa lo confirmaron: "las vías en ese tramo" en el cual hubo demoras "pertenecen a trenes de carga. Hasta que se gestionó el permiso para darle prioridad a los pasajeros, cuyo tren venía fuera de ruta y horario, tuvieron prioridad los cargueros", explicó un vocero.

No obstante, no dio precisiones sobre la posibilidad de que el cambio de locomotora hubiera sido para favorecer al otro tren.

La "gestión" aludida se produjo cuando los pasajeros decidieron sentarse en las vías como protesta para que no pasaran más trenes, aunque desistieron cuando uno de ellos logró comunicarse telefónicamente con el gerente de la concesionaria y obtuvo la promesa de que serían los próximos en avanzar.

Al llegar a destino, recibidos por familiares, recibieron el importe del boleto, pero se produjo una discusión porque los empleados no les permitieron retener los tickets como comprobantes del viaje, excusados en los necesitaban para controles internos

Dejá tu comentario