Se unen intendentes PJ y Cambiemos en pedidos de apertura

Elevaron una solicitud a Kicillof para flexibilizar atención en comercios, delivery de comida y obra privada. Desalientan uso de transporte público y mantiene prohibición de salidas recreativas

Con la firma de los intendentes Juan Zabaleta (Hurilgham), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Fernando Moreira (San Martín), Jaime Méndez (San Miguel) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero), este combinado mixto del Frente de Todos y de Cambiemos le presentó a Axel Kicillof un plan consensuado para flexibilizar la cuarentena en los comercios, las mudanzas y la obra privada.

Es el primer gesto tangible de la mediación que ensayó este fin de semana la Casa Rosada para bajar la tensión entre la provincia de Buenos Aires y la Ciudad a partir de la apertura comercial que autorizó desde la semana pasada el gobierno porteño. La firma de Zabaleta es la más simbólica. Se trata del embajador de Alberto Fernández en la liga de intendentes del conurbano y el encargado de tender puentes con intendentes opositores como Jorge Macri, de diálogo casi diario con el Presidente.

Pero el pedido conjunto de intendentes peronistas y opositores de apertura “de manera responsable para atender la situación económica local” incluye también a Moreira, sucesor de Gabriel Katopodis en San Martín, a Descalzo, referente histórico del peronismo en la primera sección electoral, y también al macrista Valenzuela y a Méndez, peronista de Cambiemos que empuja un armado de centro alejado de Mauricio Macri y Marcos Peña. Estos alcaldes mantuvieron una reunión de trabajo para coordinar acciones conjuntas en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus, a fin de establecer parámetros conjuntos que permitan un mayor dinamismo en la economía regional sin descuidar la salud de los vecinos y vecinas. “La situación actual requiere la necesidad de trabajo coordinado y mancomunado entre los cinco distritos de la Región Oeste, dado que condensan una superficie de 260 km2 y rondan los 1.500.000 habitantes”, informaron a través de un comunicado con la firma de los cinco intendentes.

Privilegiando la política sanitaria, los alcaldes explicaron que “son conscientes de que la economía puede recuperarse, pero una muerte no. Mantener ese equilibrio se ha vuelto uno de los desafíos más complejos a resolver en este proceso. En la mesa de trabajo se abordó la necesidad de poner en marcha una flexibilización responsable, cautelosa y progresiva del aislamiento social, preventivo y obligatorio, que afecta la economía local de cada distrito y que requiere especial atención y coordinación entre los Municipios de la Región. Todos los intendentes reafirmaron la necesidad de que esto se realice manteniendo el compromiso asumido de priorizar el cuidado de la salud pública por sobre toda otra circunstancia, para cuidar ante todo lo más importante: la vida de todos los vecinos y vecinas de los distritos”.

Así, Zabaleta, Descalzo, Moreira, Méndez y Valenzuela coordinaron una propuesta para solicitar a la Provincia de Buenos Aires la reapertura gradual de los comercios, de forma tal que se pueda garantizar una reactivación de la economía local, “sin que ello implique un desborde de la situación sanitaria y epidemiológica, observando estrictamente el cumplimiento de los protocolos de distanciamiento social, higiene y cuidado de la salud para prevenir el contagio del virus”. En estos términos, se acordó:

  • Fomentar las modalidades de entrega a domicilio, compra pactada, take-away y compras online.

  • Controlar el cumplimiento de estrictas normas sanitarias, con protocolos específicos para cada rubro y velar por el cumplimiento del distanciamiento social, organizando las filas y evitando la aglomeración.

  • Habilitar el comercio cuyo personal pueda trasladarse a través de medios propios.

  • Desalentar categóricamente el uso del transporte público.

  • Posibilitar a los comercios gastronómicos su venta a través de la modalidad de envío a domicilio y/o “take away”.-

Por otro lado, en lo que respecta a Obras Privadas, se acordó:

  • Posibilitar a los Municipios autorizar permisos solo para obras que por cantidad de metros cuadrados aprobados, características edilicias u otros criterios particulares no demanden la necesidad de contar con aglomeraciones de trabajadores en espacios físicos reducidos.

  • No habilitar las obras en viviendas que estén habitadas.

También se planteó la posibilidad de autorizar las mudanzas en el ámbito territorial de cada Municipio, limitadas a días y horarios específicos según establezca cada Distrito, a fin de reducir la circulación de vehículos y evitar la propagación del Coronavirus. Por otra parte, se solicitará flexibilizar las profesiones colegiadas, con el debido cumplimiento de protocolos sanitarios y el distanciamiento social.

Por último, los intendentes de los municipios coincidieron en la necesidad de mantener la prohibición de las salidas recreativas, tal como lo dispuso la Provincia de Buenos Aires. Se seguirá de cerca la evolución de la situación epidemiológica y los resultados que se obtengan en esta etapa para analizar los pasos a seguir.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario