Ambito BIZ

IVA 0%, lo que dejó la medida

Las grandes cadenas supermercadistas celebran la nueva normativa y aseguran que motivaron el consumo, los comercios pequeños denuncian que no pueden hacerle frente a la disposición. Mientras, crece la distorsión de precios y la confusión.

Hace dos semanas el Gobierno eliminó el pago del IVA en algunos productos de la canasta básica de alimentos. La medida que busca morigerar el impacto de la fuerte devaluación que dejó las PASO ya generó una alta distorsión de precios en un mismo producto. Aunque las cadenas de supermercados implementaron la baja del 21% de impuesto, desde la asociación que los agrupan denuncia que las nuevas listas de precios tienen un alza muy agresiva, pero se muestran positivos con la nueva resolución. Del otro lado, los comercios más pequeños se quejan porque aseguran que no pueden competir con las grandes cadenas.

Los artículos alcanzados por esta normativa son: leche, pan, aceite mezcla y girasol, pastas secas, arroz, harinas, polenta, pan rallado, mate cocido, yerba, té, azúcar, huevos, conservas de frutas, hortalizas, legumbres y yogurt.

La canasta de productos abarca cerca de 2.000 artículos y la rebaja deberá rondar el 17,4% sobre el precio final -que es el porcentaje que surge de reducir a cero la alícuota de IVA del 21%-. Lo cierto es que, si bien durante la primera semana se sintió el impacto de la medida con rebajas en los precios de la leche, la yerba, la harina entre otros, el resto de los productos que no integran la canasta se incrementaron en promedio un 15% un golpe duro para el bolsillo de los consumidores.

Consumidores

“La primera semana post elecciones PASO los aumentos no fueron tan fuertes como se esperaba, pero la segunda semana si hubo muchos incrementos”, sostuvo al diario Ámbito Financiero Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market. Según datos de Consumidores Libres, en la primera quincena de agosto la canasta básica de alimentos se incrementó un 2%, arrojando una suma acumulada del 31,77%.

Muchos compradores la primera semana post-PASO salieron a stockearse buscando hacerle frente a la fuerte suba del dólar. Muchos de esos consumidores ganaron. Es que las grandes cadenas supermercadistas comenzaron a recibir, por parte de sus proveedores, las listas con los nuevos precios a partir del martes o miércoles. “Se vio mucho movimiento en las cadenas mayoristas. Ante el salto de la moneda estadounidense quisieron abastecerse de productos no perecederos antes de que las subas se reflejen en los precios de los artículos”, explicó Dipace.

“Estamos en un país donde los precios de todos los productos se modifican todos los días. Es complicado determinar si en un producto particular que estamos pagando han eliminado el 10,5% o el 21% del IVA”, indicó sobre la medida Héctor Polino, presidente de Consumidores Libres. “Habrá que ver cómo funciona esta medida de ahora en más y qué tipo de controles hace el Gobierno nacional que seguramente tendrá que trabajar en conjunto con los gobiernos provinciales y municipales”, concluyó.

Si bien la quita del IVA impacta en más de 2000 productos de primera necesidad, aquellos que integran la lista de Precios Cuidados y el programa Esenciales no verán modificados su valor. Algo que en los consumidores generó los primeros días mucha confusión. Por ejemplo la leche de sachet La Martona mantiene su valor a $35, mientras que La Serenísima si disminuyó su precio en promedio un 17%.

Grandes cadenas

Los números vienen en caída para el rubro: las ventas en los supermercados, a precios constantes, bajaron 13,5% en mayo en relación con igual mes de 2018 y 1% menos que en abril, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En el caso de los autoservicios mayoristas, el Indec precisó que en mayo pasado “las ventas a precios constantes de diciembre de 2016, sumaron un total de $3.784 millones, lo que representa un aumento de 1,7% respecto del mes anterior y una caída de 13,5%, respecto a mayo de 2018”, coincidiendo con la baja interanual de las ventas en supermercados.

Y es por eso que para los supermercados la quita del IVA puede resultar positiva. De hecho desde la Cámara y Asociación que los agrupa se mostraron a favor de la nueva disposición. “El efecto es positivo. Si bien todavía no podemos tener números precisos porque la medida es muy reciente se ve mayor movimiento y más demanda en los productos de la canasta básica que se vieron beneficiados por la quita del IVA”, explicó un vocero del supermercado Coto.

“Lo que pudimos ver durante estas semanas post-PASO es que se incrementaron las ventas en nuestras sucursales pero no sabemos si se debe a la quita del IVA o que la gente se quiere asegurar esos productos antes de que incrementen sus precios. Además el miércoles pasado se sumó el descuento del 50% del Banco Provincia lo que genera gran flujo de compradores”, agregaron desde Coto.

Desde Carrefour la sensación fue similar: “Nosotros mantenemos ciertos productos con los mismos precios que antes de las elecciones PASO. Venimos negociando fuerte con los proveedores”, agregó por su parte el vocero de la firma Francesa. Además aseguraron que “durante el primer fin de semana post elecciones vimos más movimiento en gran medida por el Día del Niño. Se vendió muy bien todo lo referente a juguetes y categoría electro”, finalizó.

Y si bien para los supermercadistas la medida pudo resultar positiva, a los pequeños comerciantes le significó una competencia “desleal”. “Las cadenas de supermercado tiene un crédito fiscal que verán como lo utilizarán más adelante, mientras que al comerciante más pequeño lo perjudica muchísimo porque no puede salir a competir con esos precios”, explicó Dipace.

Números

La medida que dispuso el Gobierno generó confusión en los consumidores y una gran distorsión de precios según el canal de compra. Por ejemplo, la leche La Serenísima larga vida descremada se consigue en un Carrefour de Caballito a $52, mientras que el mismo producto en el supermercado Día y en Coto cuesta $60, es decir un 15% más caro. Lo mismo ocurre con la harina leudante Blancaflor que en Día se consigue a $52 y en Disco a $57, un 10% más.

precios.jpg

“La harina no había aumentado la primera semana post elecciones, la segunda semana subió muchísimo, un 16,5% en dos semanas. Eso repercute en pan, pastas y otros productos. A eso hay que sumarle la gran variedad de marcas que existen en un determinado producto, por ejemplo en las pastas. Algunos se incrementaron 25%, mientras otros lo hicieron un 5%”, sostuvo Dipace. Según los datos de la Consultora Focus Market el incremento de la categoría en promedio fue del 8% en las últimas tres semanas.

“En el top 10 de incrementos de precios en el acumulado de las dos semanas post-PASO se encuentran: harina 16,9%, puré de tomates 14,3%,premezclas 14,1%, fernet 13,7%, aceite 12,8%, salchichas 11,7%, mermelada 10,7%, yogures 10,4%, desodorantes 10,2% y suavizantes 9,7%”, detalla el informe realizado por Focus Market vía Scanntech.

Fuentes del sector en este aspecto se mostraron preocupados. “Manifestamos nuestra profunda preocupación por las distorsiones que está introduciendo esta medida en el comercio supermercadista, favoreciendo a algunos operadores y perjudicando a otros. Concretamente, si algunos comercios pueden comprar con IVA y otros no, eso es una distorsión que generará perjuicios a quienes no lo pueden hacer”, indicaron.

También aseguraron que “se estará orientando las compras de los comercios más pequeños hacia quienes les venden con IVA 0, como es el caso de los mayoristas, algunos de los cuales ya lo están haciendo actualmente, violando de esa forma lo establecido en el decreto. Estas incongruencias e indefiniciones terminan favoreciendo a la venta ilegal y no aseguran de ninguna manera que el beneficio buscado llegará afectivamente a los consumidores”, concluyeron.

El impacto para pymes

Si bien para los supermercadistas la quita del IVA resulta una medida positiva, fuentes del sector pyme, pidieron que la normativa se evalue para los comercios más pequeños.

“Resulta urgente considerar la situación de supermercados independientes pymes que se verán directamente afectados por esta situación, nos referimos a aquellos que compran con IVA porque así les venden sus proveedores y no pueden recuperarlo al vender con IVA 0. De manera tal que acumulan un crédito fiscal que los perjudica financieramente. En ese caso, es necesario que el crédito fiscal que se genere sea de libre disponibilidad, aplicable incluso a las liquidaciones de cargas laborales”, exigieron desde el sector.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario