Política

Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires: intensa labor parlamentaria y el trabajador en el centro de la escena

A poco más de dos meses para que termine el año, el balance 2018/2019 de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires deja como saldo una intensa labor parlamentaria y la implementación de destacadas iniciativas para mejorar el bienestar y la calidad de vida laboral de los trabajadores de la Casa.

La labor parlamentaria registró más de 60 sesiones, que condujeron a la creación y modificación de fondo de los códigos que rigen los diferentes ámbitos de la vida de los porteños, como el Código Urbanístico, de Edificación, Contravencional, el que rige el proceso Penal, el Electoral, el de Habilitaciones y Verificaciones y el de Tránsito y Transporte.

Además se aprobaron y plasmaron importantes proyectos con el objetivo de transformar y modernizar la Ciudad, entre ellos el plan de urbanización del barrio 31, el rediseño de la Corrientes Peatonal, la creación del Distrito Joven, el fomento del Distrito Audiovisual, las obras de los bajos viaductos, la renovación de la Terminal de Ómnibus de Retiro, el traslado de la cárcel de Devoto, la reconversión de la ex cárcel de Caseros y la ampliación de Aeroparque, entre otros.

Pero varias de las propuestas más innovadoras provinieron del ámbito administrativo, con la intención de lograr una mayor cercanía con el personal, fortalecer el sentimiento de pertenencia y mejorar el bienestar y la calidad de vida laboral de los trabajadores de la Legislatura.

Así, por primera vez, en este período se realizaron encuestas de clima laboral para conocer cómo perciben los trabajadores los distintos temas que hacen a sus tareas diarias, identificar los aspectos a reforzar y elaborar un plan de acción. Las muestras -la primera en 2018 y la segunda hace cinco meses- revelaron que el 94% de los trabajadores dijo sentirse orgulloso de desempeñarse en la Legislatura y un 76% opinó que las políticas internas promueven la formación y el desarrollo de los empleados.

Una de las novedades más valoradas por los trabajadores fue la posibilidad de participar en desayunos mensuales junto al entonces vicepresidente 1° de la Legislatura, Francisco Quintana, una oportunidad de tener contacto directo con compañeros de otras áreas y recibir de primera mano las novedades del Palacio Legislativo de la Ciudad de Buenos Aires, además de poder realizar sugerencias.

El Instituto Legislativo de Capacitación Permanente tuvo una puesta en valor integral..jpg

La capacitación del trabajador estuvo abordada con diferentes propuestas, la más significativa fue la puesta en valor integral del Instituto Legislativo de Capacitación Permanente, tanto desde la infraestructura como desde la oferta educativa. Para comenzar se hizo un relevamiento con las autoridades de cada área, con el objetivo de conocer la necesidades de los equipos de trabajo y ofrecer desde el Instituto cursos específicos de capacitación para las tareas diarias. Para ampliar el abanico se firmaron convenios con distintas instituciones, como la Universidad Austral, la Universidad de San Andrés y la Universidad Católica Argentina. También se realizó un convenio con el Centro Universitario de Idiomas de la UBA, para ofrecer cursos de inglés con certificado oficial. En cuanto a la infraestructura, se equiparon las aulas con más tecnología, proyectores y pantallas, se recambiaron las luminarias en los espacios de trabajo, se amplió el espacio de computación y se lanzó la página web, tanto para difundir la oferta de capacitaciones del Instituto como para inscribirse de manera online.

En este período también se firmó el convenio con el ministerio de Educación para promover que los agentes de la Legislatura terminen los estudios secundarios. Tuvo inmediata recepción: luego de una charla abierta a toda la Legislatura para informar acerca de las distintas metodologías y formas, se inscribieron 23 trabajadores. La posibilidad de anotarse permanece abierta y la modalidad cuenta con el apoyo y seguimiento personalizado de cada alumno por parte del ministerio, para garantizar que concluyan sus estudios.

En cuanto al fomento del bienestar, una de las medidas adoptadas fue la implementación del desayuno saludable de los días viernes, cuando los trabajadores pueden acceder sin costo a un menú compuesto por ensalada de frutas, tostadas con queso, yogur y cereales. Otro punto destacado fue la oferta de talleres y charlas de alimentación.

En la misma dirección, una vez por mes se hacen presentes en el edificio las Estaciones Saludables, a las que ya se acercaron más de 300 trabajadores para efectuarse controles de talla, de presión, o recibir asesoramiento en nutrición. Cabe destacar que para desempeñar estas funciones fue entrenado el propio equipo de médicos y enfermeros de la Legislatura.

Otro de los compromisos asumidos fue el segundo Plan de Acción de Gobierno Abierto, para poner la información parlamentaria y administrativa de la institución a disposición de los vecinos. Para ello la Legislatura lanzó la Oficina de Atención Ciudadana, donde se pueden realizar consultas, propuestas y mantener contacto con los legisladores; el Portal de Datos Abiertos, para acceder a toda la información de manera unificada y sistematizada, y presentó su nueva app Legislatura CABA con múltiples funciones.

El kit sustentable que reciben los trabajadores para evitar el uso de descartables..jpg

Para reducir el impacto ambiental en beneficio de los ciudadanos se implementó el proyecto Legislatura Sustentable. Uno de los ejes fue la aplicación para el sello GIRO (Gestión Integral de Residuos de Oficina) del ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la Ciudad, a partir del cual se impulsaron distintas iniciativas, como las islas de separación en todas las oficinas para diferenciar los reciclables de los residuos generales. Cada mes, se comunica internamente a los trabajadores cuál es el volumen de material reciclable que se lleva recuperado.

En la misma dirección se implementaron otra serie de medidas como la instalación de bicicleteros para favorecer la movilidad sin emisión de gases nocivos, la colocación de paneles solares para generar energía, las jornadas de despapelización, los programas de capacitación en sustentabilidad y la entrega a los trabajadores de kits de vajillas reutilizables, para evitar el uso de los descartables y promover el consumo responsable.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario