Lifestyle

Solo el 6% de los argentinos come la cantidad recomendada de frutas y verduras

Llega el verano y con él los vegetales de estación. Cuáles son y en qué preparaciones pueden consumirse.

Solo el 6% de los habitantes consume las 5 porciones diarias recomendadas por las Guías Alimentarias para la Población Argentina, según evidenció la Cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo. Entre los motivos de la ingesta baja están que el 42,7% de las personas cree consumir la cantidad adecuada, el 36,6% mencionó motivos individuales como gustos, hábitos o la falta de tiempo o de apoyo por parte del entorno y alrededor del 20% mencionó factores económicos.

Pero llega el verano y con él las frutas y verduras de estación propias de estas temperaturas, por lo que es un buen momento para aprovechar el consumo según la estacionalidad, que presenta muchos beneficios para la salud y para la sustentabilidad. Al ser cosechadas en el momento adecuado, el aporte de vitaminas, minerales y otros nutrientes es máximo. Además, tienen la textura adecuada y su apariencia, color y sabor son mucho más intensos.

La compra responsable cobra cada vez más importancia y dentro de ella se considera aspectos como la estacionalidad, ya que elegir los productos de temporada es una manera de incentivar la agricultura tradicional y local.

Los alimentos de estación son transportados por distancias más cortas y esto contribuye, además de a que se consuman frescos, a reducir las pérdidas y desperdicios alimentarios. Son productos más económicos ya que requieren menos recursos para su producción y traslado.

Las variedades de verano disponibles en CABA y GBA de frutas son:

  • Ananá
  • Cereza
  • Ciruela
  • Damasco
  • Durazno
  • Melón
  • Sandía
  • Uva
  • Pelón
  • Higos.

Las de verduras son:

  • Berenjena
  • Calabaza
  • Morrón
  • Pepino
  • Tomate
  • Zapallito verde
  • Zapallo.

Cómo saber si los vegetales de verano están frescos

  • Pepino: deben ser de color verde oscuro, sin manchas amarillentas, firmes, bien desarrollados, pero no demasiado grandes. Los extremos resecos o amarillentos indican que el fruto está duro y que tiene sabor amargo. Si el extremo del tallo está blando, significa que hace tiempo que el pepino fue recolectado.
  • Ají morrón: deben tener piel brillante, coloreada, sin manchas, con paredes carnosas y gruesas sin rajaduras.
  • Zapallito verde: deben tener piel verde, brillante, consistencia firme, sin manchas, cicatrices ni rajaduras.
  • Berenjena: deben tener consistencia firme, con piel suave y brillante. El cáliz debe estar verde, no reseco.

Tips para el consumo

Es preferible consumir las verduras crudas. La cocción de los vegetales produce varias modificaciones en su estructura. Cambian el color, olor, sabor y también se altera el valor nutritivo, ya que se producen pérdidas de vitaminas y minerales por mecanismos como disolución y oxidación. La cocción por vapor, en olla a presión y en microondas son las que producen menores pérdidas de nutrientes.

En cuanto a preparaciones, además de las clásicas tartas, revueltos y milanesas; las verduras son ideales para preparaciones frescas como ensaladas, batidos y sopas frías. Las frutas deberían consumirse frescas y crudas, solas o en ensaladas. También pueden prepararse licuados, puddings con semillas de chía o lino y creppes.

Durante diciembre las Estaciones Saludables de la Ciudad de Buenos Aires ofrecen de manera libre y gratuita charlas, clases de cocina y otras actividades sobre frutas y verduras de verano a cargo de nutricionistas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario